viernes, 29 de marzo de 2013

La tata Adelita



Hace años que la tata Adelita no acapara la primera fila para ver la salida de la Cofradía de su barrio. Sentada en su vieja silla de enea, pegada a las piedras medievales que adornan la puerta de la parroquia, esperaba durante una hora para poder ver en la calle sus sagradas imágenes: Angustias de mi arma y mi señó Manué. En el interior del templo todo estaba preparado. Su hijo mayor era uno de los  componentes de la primera cuadrilla de  Hermanos Costaleros que portaban el paso de Cristo, su segundo hijo diputado de tramo y el pequeño y más alto de los tres, portaba uno de los ciriales de la Virgen. Una señora muy querida en el barrio y sobre todo en la Hermandad. De misa casi diaria, aunque un poco republicana, siempre discutía con el cura párroco. –Que no, Páter, que no, que la gente de mi marío, a quién mi señó Manué lo tenga en su gloria, no tuvo ná que vé con aquello del 36. Si él fue de los primeros en acudir a apagar el fuego que prendieron aquellos desalmaos.

Todas las madrugadas, bajo la primera luna llena de la primavera, esperaba fervorosa la salida. Y todas las madrugadas la esperaban a ella. Los primeros los costaleros. Antes de entrar en el templo para formar la cuadrilla, se pasaban a saludarla.

-Tata, otro año más. ¿También traes el jarabe? Venga una cucharaita.
-Adelita, un poquito de jarabe que tengo la voz fatal.

Ella sacaba del  bolso una botella de cristal con un líquido transparente, llenaba una cucharilla de café  y le daba a probar todo aquel que le pidiera.

-Toma hijo y que nuestro Manué te de fuerza para llegar a la Catedral y traerme a mi Cristo mañana de vuelta a eso del mediodía.

De esta manera casi todos los componentes de la cuadrilla. Más tarde llegaba el turno a los nazarenos. Antes de formar los tramos visitaban a la Tata Adelita, se levantaban el antifaz y una vez reconocidos por ella, probaban el jarabe. Algunos pequeños nazarenos también lo intentaban.

-Niño pa ti no hay jarabe, cuando lleves cirio ven y me lo pides, que todavía llevas vara.

En una ocasión el Hermano Mayor le preguntó por el origen del misterioso jarabe que hasta los acólitos lo tomaban.

-Me lo trae todos los años por Navidad mi cuñá Aguilita de  Alcalá, pero yo lo reservo pa mi gente güena que to las madrugá no vemos aquí.

Hace años que la Tata Adelita (nunca supe por qué la gente le decía Tata) no espera a la Hermandad de Los Gitanos en la puerta de San Román. Muchos vecinos del barrio la echan de menos y sobre todo los viejos nazarenos que, por antigüedad, prosesionan muy cerca de los pasos.

Por cierto, y para terminar, mañana he quedado con mi hermana para desayunar en Alcalá de Guadaira que es donde vive.  Hemos quedado en el bar Baltanas (“en cá Bartaná” dicen los alcalareños). Te ponen las mejores tostadas de pringá que puedas probar. De camino, me compraré una botella de ligaito. ¿Qué que es ligaito? Pues es un liquido transparente mezcla de anis seco y anis dulce. La proporción es un secreto, pero todo el mundo lo prueba desde hace muchos años. Con moderación y en contadas ocasiones, bridaré por la Tata Adelita, esté donde esté.

¡¡ Llevátelo a papel !!

17 comentarios:

Susana Terrados dijo...

¡Qué lindo brindis, te acompaño! , "Por todas las Tatas de este mundo". Un besote.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Brindemos por ella... y por todas esas personas que quedaron en el recuerdo para siempre...

impresiones de una tortuga dijo...

Seguro que reconforta lo mismo que el jarabe de la tata Adelita.
Entrañable tu entrada, Naranjito ¡qué momentos hemos vivido a lo largo de la vida ¿verdad?!.
A ver si vienes por Almonte a ver a la Señora antes de que se vaya a la aldea, algún sitio habrá por aquí donde pongan buenas tapas y si no te hago yo, en casa, unos huevos fritos mismo.
Un abrazo,amigo.

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo brindo por vos, caballero, por este precioso regalo en forma de recuerdo.

pre - jubilao dijo...

Digo yo, no seria ligaito del "bartana" el jarabe de Adelita,al fin y al cabo se lo llevaban de Acala.

María Eugenia dijo...

Yo también brindo... hoy luce el sol.. a ver cuánto dura. bss

L.N.J. dijo...

Carlos, siempre cariñoso. Da gusto.

Besitos

manolo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
manolo dijo...

Brindo con una copa de "Ligaito" por mi Amigo Naranjito.
Aparte de lo pasado por agua, espero hayas tenido una Buena Semana Santa.

Saludos, manolo

Quillo, me equivoqué y lo vi ya una vez publicado, por eso el anularlo.

Naranjito dijo...

Yo nunca tuve tata pero tomaré prestada a Adelita.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Son personas que se le hecha de menos y eso que la veias en contadas ocasiones.
Un saludo.

Naranjito dijo...

Seguro que los huevos fritos estaran para mojar pan. Jejejej. Donde se ponga un buen plato casero.
Un beso.

Naranjito dijo...

Honrada se ecuentra esta casa con sus visita, Alteza.
Una reverencia.

Naranjito dijo...

Feliz pre-jubilado, gracias por la visita y el comentario. ¿a ti tambien te gusta el ligaito de ca bartaná? ¿o es que en la Madrugá probaste el jarabe de Adelita?
Gracias de nuevo y tomate lo que quieras que invita la casa.

Naranjito dijo...

Esperemos que dure hasta despues de Feria. Esta ciudad se merece días de trabajo que es lo que esperamos en nuestra "otra Semana Grande"
Un saludo Maria Eugenia.

Naranjito dijo...

Gracias niña Lou, tenemos que buscar el lado amable de las personas, aunque no seamos mucho de "jarabes" a altas horas dela madrugada.
Un beso.

Naranjito dijo...

Gracias mi Oficial, mi Semana Santa ha sido muy tranquilita.
Un estrechón de manos.