lunes, 10 de junio de 2013

En la soledad de mi neurona



Cogí una racha buena publicando y de repente un parón. No es falta de inspiración ni de temas que contar, nada más salir a la calle te encuentras con cosas y situaciones dignas de los mejores programas del Loco de la Colina. Lo que ocurre es que en el curro me están tratando como a un rey. Veréis, resulta que por “necesidades de producción”, llevo una buena temporada trabajando más solo que la una. Mu tranquilito, mu a mi aire, pero acordándome de aquella película que se llamaba La soledad del corredor de fondo.
 Soledad de la buena, yo y mis máquinas. Y mis botes con sus tapaderas, sus etiquetas, su precinto de garantía, su código de envasado. Todos al final para acabar en una caja y las cajas en un palet europeo (internacionales que somos) camino de un camión que se los lleve para llegar a su punto de destino y que la gente los pueda coger de la estantería del supermercado y llevárselo a casa. 

Pendiente de las máquinas a mi cargo, hablando con ellas. Si, tal como suena, hablando con las máquinas.

-Llenadora, hoy estas un poquillo sucia, a ver si antes que venga mi relevo te pego un lavaillo de cara.
-Anda etiquetadora que estas fina. Como sigas dándome trabajo te pego un reset que te enteras.
-Y mis botes, que bonitos me están saliendo hoy. Y que lustrosos.

Y cuando no hablo con ellos le doy vuelta al coco. Un problemilla de ná que tengas se magnifica como si fuera un programa de televisión de esos donde hay encerrados una serie de personajillos. Empiezas a hacer planes, a pensar en cosas pendientes, a desear que otros compañeros tenga una pequeña avería en las líneas donde trabajan y los manden a ayudarme en mi aislamiento. Tenemos pocos activos como tú en la fábrica, me dicen mis jefes con un tono un poco adulador, eficiente, trabajador, responsable, inteligente. Si, si, lo que tú digas jefe, pero más solo que el Bárcena ese de la trama.

Pero llega el momento en que la cosa se complica. Llega ese momento en que te das cuenta que la cosa está seria. Ese preciso momento que estás hablando con los botes y ¡ellos te contestan! Estas fatal Naranjito, estas fatal. Cuando te contestan la llenadora, la cerradora, la etiquetadora, el codificador y los botes de colores, malo. Malo de comerte el coco. Pero nada, de hoy no pasa que hable con mi jefe para que me cambie de sitio y me mande a otro donde, por lo menos tenga un compañero al que darle la lata con mis desambiguaciones o paranoias.

-Oye jefe, contigo quería hablar- Y antes de seguir me suelta:
-Y yo contigo. Mira que hemos pensado, que como tú sabes en todas las líneas, el lunes te vengas dos horas antes. Vas preparando las máquinas, quitando los stambays, dejándolo todo funcionando para que cuando entremos esté operativo. Si a ti no te importa, claro.

Claro que no me importa, y encima me cogió con las defensas bajas. Mi última conversación con los botes había acabado dándoles yo la razón a ellos. Que bajón. De vuelta a mi retiro. Y a darle vueltas al coco. Espera, espera, ¿dos horas antes? ¿Qué me tengo que levantar a las cuatro de la mañana? Y las calles ¿estarán abiertas?

Bueno venga, no tiene importancia. Muchos se querían ver en mi situación, si soy un envidiado entre mis compañeros. Despeja la mente tío. Cuando salga ¿qué vas a hacer?

-Aprovecha que tu amiga Fama tiene hoy degustación de jamón gratis- me contesta un bote de activador para ropa de color y machas difíciles.

 Foto con el "celular", sigo sin reflex


Pero sigo con mis pensamientos raros. Que tiene que ver una guapa senegalesa con una catana y un jamón de jabugo. El jamón ¿no se corta con un cuchillo jamonero? Y Fama, ¿sabrá cortar jamón?, aunque por otro lado es más sevillana que la Torre del Oro
.
23:00. Se acabó la jornada hasta el lunes a las 05:00 A.M. ¡las cinco de la mañana! Bueno, thank god it´s Friday Naranjito, corre para el aparcamiento, llega prontito al barrio, aparca bien (Misión Imposible 7), pásate por El Rincón de Fama que está hasta la bandera. Pide una fresquita que te lo mereces y escucha eso de

-Se nos ha acabado el jamón, si hubieras venido un ratito antes.

Es rara la entrada ¿verdad? Vale mañana cuento mis conversaciones con los botes o lo de las gambas de mi hijo. ¡Yo que sé! Y encima hoy cuarenta de Mayo.


¡¡ Llevátelo a papel !!

14 comentarios:

Lourdes dijo...

Te has quedado agustico con el post, ¿no? jajaajajaja
Di que sí, que a veces es necesario soltar lo que uno lleva rumiando dentro el coco. Pa eso tenemos un blog la mayoría, ¿sabes?

Ánimo con ese madrugón. Pero ya te digo yo que a las cuatro de la mañana las calles no están puestas para el que sale. Sí lo están para el que entra. jajajaajajaja

Besos!!

Dyhego dijo...

De todos modos, Naranjito, por lo que más quieras, no les quites el ojo de encima a todas esas máquinas no vaya a pasarte lo que le sucedió a la Alaska ésa de la tele, sí, hombre, la de las pelucas de colores chillones que cantaba: "Se han rebelado todos a la vez, la minipímer y el frigo también... la tostadora se ha vuelto asesina aaaaaa..."
Cuídate mucho, Naranjito.
Salu2 jamoneros (y sevillistas, jajaja).

:|´ dijo...

Hombre al agua! Un bote, por favor, un bote para el que se ahoga...
Ésta es mi conclusión de tan surrealista lectura.
Pero para responder a ése, por fin es viernes, con la palabra libertad por medio me remito aquí, sé que te gustará:
http://youtu.be/IzkAwCs5bnI
Breves saludos desde el "centrum, de Matrita"

Salud, Libertad y Monte. :]´

María Eugenia dijo...

arribaaaaaa

Anónimo dijo...

Cuando te vas .....la tercera ? Un abrazo

paterfamilias dijo...

Dios mío, estás fatal! ¿Ya hablas con los botes? Por favor, cuéntanos qué te dicen. No me lo pierdo. ;-)

Naranjito dijo...

¿Adivina con quién me encotre a esas horas? La de garitos que hay abiertos y con tela de ambiente. Y yo a currar.
Un beso.

Naranjito dijo...

Dyhego, mi relación con las máquinas es de amor-odio. De momento vamos empatados.
Un saludo bético, faltaría más.

Naranjito dijo...

Me has dejado rayado con tu comentario. Ya tengo tema para hablar esta semana con mis "maquinitas". Por favor, indicame bien el enlace que me tienes intrigado.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Gracias Maria Eugenia por los ánimos, las horas se hacen más cortas.
Un beso.

Naranjito dijo...

Pibe, sé que eres el Pibe: tu tienes mucho cachondeito con mi turno de vacaciones. ¿A que se merece una entrada en la Bodeguita?. Lo meditaré cuando esté de vacaciones en el tercer turno
Un abrazo, compañero y ya nos ducharemos junto.

Naranjito dijo...

Pater son conversaciones muy densas, pero poco a poco iré desgranandolas y ya te contaré.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Corta y pega, es relajante
y su epílogo lo dice todo:
Libertad
http://youtu.be/IzkAwCs5bnI
Igualmente, un "lecer" leerte
Salud, Libertad y Monte d:D´
[No tengo ni idea porque carga
tan mal tu página y comentarios
Pídele a bloguer un arreglo de
plantilla]

Naranjito dijo...

Lo del teléfono rojo lo pillé, pero lo del centrum, de Matrita me está costando un poquito más, pero al final doy con él.
Un abrazo y haber si mi asesor informático tiene un ratito, cuando termine los examenes, y le hecha un vistazo ya sois varios los perjudicados.
Un saludo.