sábado, 9 de noviembre de 2013

Un coche, un ministro, un bautizo



De verdad que pensaba dedicar todas mis entradas de aquí a final de año, a temas serios, a temas con calado social, a protestas y denuncias de cosas cotidianas que considero merecen un poquito de conciencia humana. Un compañero, como os habréis dado cuenta tengo compañeros para escribir entradas de todo tipo, me dijo en una ocasión que soy muy previsible en mis historias. Tienes toda la razón, Lolo, cuando me dices eso de como siempre en tu línea. Es verdad que tengo una historia medio preparada para sorprenderlo en la que mezclo un poquito de terror con erotismo, una hoguera de San Juan en un pueblo de la sierra con un rio lleno de misterios, una anciana solitaria con una modelo en horas bajas, pero tengo que aprende a condensar las quince páginas en tamaño normalizado A4 que llevo escritas en un solitario folio para que, uno de mis “particulares críticos literario”, no se aburra con tantas palabras juntas. Ya me lo han dicho varios amigos, que lote de leer, tío; ojú, no me cabe en la pantalla del móvil; ya lo leeré entero luego; pero es que yo…

¡Otra vez me estoy enrollando! Pues nada, a la calle a hacer los mandaos que me encarga mi mujer y despejarme un poco, que no hay nada más relajante que pasar una mañana de sábado en el mercado de abastos del barrio, rodeado de gente y disfrutando de todos los puestos, hasta con él de la casquería. Paso por delante de la sede de la Comunidad General de Propietarios y Residentes de Pinomontano, conocida por los vecinos como la “socia” (de Asociación, aunque no existe la Asociación de Vecinos) ¿y que me encuentro antes de entrar en el edificio del mercado?  Con esto:

fotoyuyu nº 1


Sí, es lo que parece, un coche de muertos de los antiguos, de los que usaban la gente con póliza de decesos de primera categoría para su último paseo a San Amaro (esto lo he deducido por la matricula). ¿y que hace un coche fúnebre gallego en un barrio del norte de Sevilla? Tiro otra vez de móvil obsolescente, me acerco con mucho cuidaito, en silencio, para respetar el duelo, otra foto.

 fotoyuyu nº 2


Pero amos a vé, Julito que pagas el taco, ¿tú crees que la gente cuando vea tu coche de empresa, va a salir corriendo para empeñar su oro, sus antigüedades, sus ¡diamantes!? ¿Y no había otro sitio donde aparcarlo? ¿Por qué no lo pones delante de la Consejería de Educación o delante de la casa del ministro Wert? ¿Pero es que ya no existe el Monte de Piedad? ¿Él de toa la vida? ¿Vida? Chunga está la vida cuando el icono de una casa de empeño es un coche fúnebre. 

Bueno, Lolo, ¿qué quieres que te diga? En mi línea, pero si salgo a la calle y me encuentro con “eso”, pues ¡tú me dirás! Y otra cosa, esta tarde estoy invitado a un bautizo. ¿Qué que tiene eso de raro? Nada, tío, un bautizo por el rito ortodoxo rumano en la Biserica Misericordia sevillana es de lo más normalito. Y la celebración posterior promete. Y prometo llevarme mi cámara de fotos, la réflex todavía no me la han regalado y creo que va a tardar. Y va a tardar por culpa del ministro Wert. Del ministro Wert y de las matrículas de mis churumbeles. ¿Y porque escribo tantas veces el apellido del ministro? Porque viendo el coche de la funeraria, digo de la casa de empeño, me acuerdo del primer antepasado que fundó la saga Wert. 

Tres puntualizaciones finales.

La primera: ¿alguien podría investigar por qué las cuatro letras que componen el apellido del responsable de la educación en España están situadas juntitas, una detrás de otra, en la misma línea de los teclados? 

La segunda: este tocho lo he escrito antes de la celebración y posterior festejo del acristianamiento de la nueva rumana-sevillana, para que nadie piense que llevo a rajatabla el dicho rumano que dice que hay que tomar vino: una copa para la salud, dos para el placer y tres para un buen descanso.

La tercera: si no os dá yuyu, podéis ampliar las fotos para disfrutar de los detalles.
¡¡ Llevátelo a papel !!

8 comentarios:

  1. Eres la pera patatera naranjito, cuidao con la foto que nos muestras, to te pasa a ti, no hay mas nadie en el mundo, jajaajja. Bueno como te digo siempre, en tu linea. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En mi linea? ¿Cual? si nuestros queridisimos, elegantes, eficietes e inteligentes jefes todos los días me ponen a currar en una línea distinta. Dicen que soy muy polivalente y que les saco de "marrones" productivos. ¿O será que no saben donde ponerme? !Anda! si tu te referías a mi "línea editorial". Se me vá el santo al cielo, y la semana que viene nos tocar el turno de noche. ¿te apuestas algo que ponen en la línea GFH521?
      Un saludo y llega prontito "pa" invitarme a café.

      Eliminar
  2. ¿Parece? te puedo asegurar que solo le falta la "caja" dentro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo me apunto a la cuarto copa, Naranjito.
    ¡Por ti, quillo!
    Salu2 vivos.

    ResponderEliminar
  4. Mal rollito da el coche, joé! Y bueno, Wert tampoco es que dé buen rollo, así que...
    Vamos, que sí, que "tú en tu línea". jajaajajajaajaj


    Besos, Naranjito!!

    ResponderEliminar
  5. Pues con permiso contesto Naranjito.
    La Primera: este hombre lleva escrito en la frente desde que nació, que su nombre iba a ser publicado muchas veces. A raíz de eso, juntar las cuatro letras en el teclado iba a ser más que productivo.
    La Segunda: añado... cuatro pa olvidar.
    La Tercera: La Canina el próximo año sale a ruedas, he ahí el nuevo Paso.
    Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amigo.

    ResponderEliminar
  6. Hola de nuevo Naranjito, por aquí vengo para decirte que desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea te deseamos de corazón Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo. Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar