jueves, 27 de abril de 2017

25 años de la Expo92 y funciona como el primer día.

Bueno, que antes de hablar de la Feria, la primera entrega de lo de la Expo. Pues sí, yo tuve la suerte de disfrutar de seis meses irrepetibles. Por cuestiones laborales, en mi anterior curro, conseguí el pase de temporada. Uno para mí y otro para mi sufridora. Mis niños eran pequeñitos y entraban por la cara. Por sus caras bonitas y porque no tenían edad para pagar la entrada correspondiente.

Seis meses en aquel recinto irrepetible dan para mucho, y en estos días que se cumplen veinticinco años del evento, nos hemos dedicado en casa a desempolvar recuerdos, fotos, videos y cosas por el estilo para rememorar lo vivido desde el 20 de abril hasta el 12 de octubre de aquel año mágico. Pero lo primero es lo primero.

Tenemos un artilugio que nos dieron en la plaza Sony. En este espacio al aire libre había un peaso de pantalla de televisión (la gente de Sony creo que pusieron  algo de su parte) y casi todos los días teníamos un concierto de los grupos más punteros de la música del momento. Pero lo que he dicho, nos dieron un cacharro que, para los calores de aquellos días, aliviaba una mijilla la canícula sevillana.

Pero lo bueno del tema es, que a pesar que han pasado 25 tacos del evento, el artilugio sigue funcionando como el primer día. ¿Gastos de energía? casi ningunos. ¿Funcionamiento? lo más simple. ¿Su principal componente?  Un tipo de material sintético obtenido mediante fenómenos de polimerización o multiplicación semi-natural de los átomos de carbono en las largas cadenas moleculares de compuestos orgánicos derivados del petróleo y otras sustancias naturales o lo que es lo mismo, plástico duro .  Eso sí, tiene una  poquito de publicidad. Los cacharros gratis ya sabemos que tienen, que te guste o no, te tragas los mensajes subliminales que te cuelan.

Pero que no hay problema, lo que anuncia el elemento objeto de esta entrada la mayoría de la gente no tienen ni idea de lo que son. A saber: un radiocasete de doble pletina (ni idea, ¿verdad?); un walkman (esto ¿qué es lo que es?); un Discman (esto lo explico: un reproductor portátil para escuchar los cedeses de “Los Manolos”, por ejemplo). Cuidaito que en letra pequeña pone eso de “walkman and discman are registered trademarks of Sony Corporation”.

Bueno, vale, ¿Dónde guardamos el artificio? Pues mi señora esposa lo guarda en el salón de casa, entre en el libro de “1080 recetas de cocina” y el de “Memorias de una geisha”. ¿Cuándo lo usa? Muy a menudo, por ejemplo antes que empiece la caló de verdad y enchufe el bendito aire acondicionado. O, por ejemplo, cuando  hace la ración diaria de pescaito en blanco para el Quillo y sale demasiado caliente para su esquisto paladar. Un pequeño inciso, el Quillo es el gato de mi mujer y mis hijos. A mi me sigue odiando y eso que el próximo 23 de Junio cumple diecisiete años.  Conmigo está  tan cabrón como el primer día, en eso no cambia.

Bueno venga, las fotos del cacharro. Las he hecho con mi teléfono, para variar. Es que sigo sin réflex de momento.

 Anverso 


Reverso



Lo dicho, esto funciona como el primer día, desde hace veinticinco años con  uso diario. Creo que le quedan otros veinticinco años mas.




¡¡ Llevátelo a papel !!

8 comentarios:

Lourdes dijo...

Vale. Que sepas que en cuantito has mencionado el aparatito famoso, no he terminado de leer y he bajado para ver lo que era, porque no tengo ni chispa de paciencia. Imaginaba (porque ya nos vamos conociendo) que habrías puesto una foto del "coso" en cuestión. Una foto sin réflex, por supuesto. jajajajajaj

Y que sepas tb que yo estuve de visita en tu Sevilla de tu alma por aquella época. Ea, que los profesores nos echaron ahí, al recinto de la Expo, y echamos un día la mar de apañao. Recuerdo el pabellón de... ¿Noruega?, y del frío que pasé en él.
Lo cierto es que me gustó mucho.

Besos, Naranjito!!

Naranjito dijo...

Entonces ¿ustedes erais el colegio de Graná que se colaba por todos los pabellones? Ya me parecía a mi que te conocía de algo. Pero para frío en el pabellón de Chile que se trajeron un iceberg. ¡En pleno verano un iceberg¡ Y aguantó hasta el final. Las pobres azafatas vestían con un plumífero de esos de cuarenta capas de tejido térmico.
Un besote.

Maria Eugenia Arias Lozano dijo...

Yo fui un año, así que no puedo comparar ajaja

Inma_Luna dijo...

Todavia en mi barrio hay un cacharrito de los que se montan los niños de curro y aún dice holaa soy curro la mascota de la expo 92 ja ja anda que el miarma no estsrá harto ni ná a ver cuando lo jubilan pobre.
Por cierto sabes algo de Manolo el de marino sin barco.
No sé nada de el desde navidades.
Besitos

Naranjito dijo...

No te preocupes, ya intentaremos recordar lo vivido para "ponerte los dientes largos" que es una metáfora de "envidia cochina". Tambien nos dejos cosas malas, que de todo hay en la viña del señor.
Un saludo

Naranjito dijo...

Pues hay una chatarrería en Alcalá que tiene una jartá de Curros. A ver como los coloca.
De Manolo ya te contaré nada más que me entere de donde está.
Un beso, paisana.

Dyhego dijo...

Esos aparatos son para toda la vida, y no los aires acondicionados, que se estropean enseguida.

Naranjito dijo...

Lo que pasa es que en mi caso,es de uso exclusivo de mi señora.