martes, 26 de abril de 2011

No te pude ver



Este año no acudiste a nuestra cita. La lluvia que nos acompañó desde días atrás, hizo que te quedaras en el interior de tu iglesia de San Gregorio. Los valientes veinticuatro costaleros que te portan no te pasearon por las calles del centro de mi querida Sevilla. ¿La lluvia? ¡Que daño te hará a ti la lluvia, si hasta le viene bien a tu exorno floral compuesto por esa verde hiedra trepadora. Que manos tan hábiles las de Cardoso Quirós que te talló dicen que por el año mil seiscientos y noventa y uno de la era de nuestro Señor. Con que elegancia te visten y colocan esa banda sobre la cruz con una inscripción en latín. Una inscripción que yo le traducía a mi hijo, cuando era un crío, como “Salve Cesar, los que van a morir te saludan” (creo que el latín no era, ni es mi fuerte). 

Dicen los entendidos en la materia que representas el triunfo de la Santa Cruz sobre la muerte. Pero yo creo que están equivocados. Viéndote en tu postura triste y pensativa, con el dragón (muy raro, por cierto) a tus pies mordiendo una manzana, la guadaña rindiéndose a los ojos de todos aquellos que te miramos y la hiedra acompañada de cardos borriqueros. Sola en ese magnífico paso neogótico dorado, iluminado por cuatro velas en candelabro sé lo que quieres transmitirnos. Sola, repito, lo que nos quieres decir es que el viejo Caronte está aburrido, sentado en la popa de su barca, porque otro año más se queda esperándonos para cruzarnos por ese mar oscuro y tenebroso. 

Tú no te preocupes, querida Canina, el próximo Viernes Santo no faltaré a nuestra cita. Al ser posible te buscaré por la calle Alemanes, esquina con Hernando Colon y cuando escuche la música de capilla que con tanto cariño te tocan unos pocos de profesores, te recitaré el poema que hace muchos años me facilitó mi amigo Manolo Ramírez Rubio, de autor desconocido (por mí), pero que resume el sentir de los que como yo pensamos que eres el Paso de Sevilla.   Ahí va eso:

Ya no habrá más bambalinas
y un suspiro se me escapa,
pero, pasa la Canina
tan primorosa y tan guapa

ya sueño de nuevo en Marzo
y en un Abril que me alivia
para ver tu torso,
para contemplar tú tibia

Corren brisas de azahares
con la gloria de Sevilla,
que entra por tus maxilares
y sale por tus costillas

Y en medio de la yedra
un dragón con rostro vuelto,
y tú sentada en la piedra
¡CANINA CON TO TUS MUERTOS!
¡¡ Llevátelo a papel !!

17 comentarios:

Susana Terrados dijo...

Ay, Naranjito, ¡qué bonito sentimiento que le has puesto!
es unapena quela lluvia le haya impedido salir, deberían hacer algun invento para que no vuelva a suceder, ¿verdad? porque hay mucha gente, como tú, que se queda muy tristona...lo siento. el año que viene será.
Besotes.

PEDROHUELVA dijo...

Joder, a estos sevillanos, le gusta hasta la canina.

hay que ser morboso.

un abrazo

El Naranjito dijo...

Querida Susana: ¿la Canina con chubasquero? como que nó. Bueno, triste triste, como que no me he quedado, pero que se le va a hacer. El año que biene "disfrutaremos".
Un saludo.

El Naranjito dijo...

Quillo Pedro, a los sevillanos no. Le gusta a El Naranjito que es un tío mu raro.
Un estrechón de manos.

impresiones de una tortuga dijo...

Mi querido Naranjito, tanto si estas de broma como si estás en serio, la verdad es que, por muy larga que séan tus entradas siempre es un placer leerte.
Siento que no saliera la CANINA, como tantas otras. A mí, la verdad, me da lo mismo si salen o se quedan, pero me dá lástima la desilusión de la gente.
Enternecedora la entrada anterior (por cierto, la escribiste el día de mi cumple, el 22. Dicho séa de paso).
Un abrazo.

maria eugenia dijo...

Yo la verdad no entiendo ese sentimiento.. cuándo salió en la tv la gente llorando porque no había podido salir su paso..., mi marido y yo hablábamos..., no sé, no lo entendemos, quizás porque no somos de allí.. no sé, nunca me llamó la atención la semana santa, ni los pasos, ni las procesiones, ni todo lo que conlleva.. quizás porque no soy devota.

El Naranjito dijo...

Querida Tortuga: ¿Largas mis entradas? si intento resumirlas. Lo de la Canina es un poquito con segunda intención, pero a mi me gusta ese paso.
Felicidades por tu cumple, 22 me han dicho. Felicidades.

El Naranjito dijo...

Querida Maria Eugenia, si puedes, vente un año por Sevilla y rodeate de gente de aquí, aunque no sean creyentes. La convivencia de miles de personas en estos días, estar en la calle, no hace falta ser devota. Hay muchos tipos de sentimientos y afloran por estas fechas. No hace falta ser "fanáticos". Hay algo más. Si conces a alguien que te enseñe la Semana Santa sevilla desde el punto de vista del ser humano te sorprenderá.
Y te lo dice un medioagnostico.
Un abrazo.

tu primo el franchute dijo...

Naranjito todo lo que cuentas del paso de la canina es pura verdad y eso lo sabemos los que lo hamos llevado esta cofradia por las calles de sevilla(yo llevaba el duelo) con domingo

El Naranjito dijo...

Primero: Yo no tengo ningún primo gabacho, lo tiene mi santa y sufridora esposa. !Vale!. Segundo: Tampoco tengo ningún primo hijo de un sindicalista de verdad !Vale!. Lo que si tengo es un buen amigo que lleva sobre su costal por las calles de Sevilla el día a día de una familia. Un abrazo Francisco ( al final descubrí quién eres, listo que es El Naranjito.) Grácias por el interes en mis torpes letras.
Un abrazo para toa tu casta.

Liliana G. dijo...

No sabía de esta celebración sevillana de la Canina, me ha llamado mucho la atención, de verdad. Por estos lares no hay procesiones tan magníficas ni tan sentidas como en España, y sin ser una devota practicante, te puedo asegurar, Naranjito, que todo el misterio que encierran estas celebraciones, el recogimiento, las flores, la música y los aromas que percibo con la imaginación, me producen una gran emoción.
Lo has contado que se ve, como siempre, genial.

Besotes, Carlos.

Liliana G. dijo...

Ah, y me olvidaba decirte que estaré encantada que te robes todos los versos míos que te plazcan, para eso son, para compartir.

Gracias por ese honor :)

MAMÉ VALDÉS dijo...

Visito por primera vez tu casa, y está claro que volveré, un gran saludo desde "Tomara que tu viera..."

La abuela frescotona dijo...

LA EMOCION, Y LA FE DE TU ESCRITO LLEGA HASTA MI, MUY BUENO NARANJITO, DEJO MI ABRAZO PARA TI AMIGO

El Naranjito dijo...

Querida Liliana: Mujer... magnifico y sentido un esqueleto de madera, es que.. Pero bueno de todo tenemos en la viña del señor. (un poquito de ironía, ¿vale?)
Un abrazo y cuenta que se seguiré mangando tus palabras.

El Naranjito dijo...

Grácias Mamé Valdés, esta bodeguita está abierta para lo que quieras. Un estrechón de manos.

El Naranjito dijo...

Un abrazo para tí Abuela. Y no te emociones mucho con un esqueleto aburrio.