sábado, 8 de octubre de 2011

La voz del ascensor


La primera vez que escuchamos nuestra voz, en una grabación sonora o en una película, no nos reconocemos. Por lo visto es debido a que estamos acostumbrados a escucharnos desde el interior de nuestro oído o desde lo más profundo de nuestra cabeza. Algo de eso he leído por algún sitio. Nuestra voz,  desde el exterior, nos resulta chocante, rara y a casi nadie nos gusta. Además, estamos familiarizados con ese sonido con él que llevamos conviviendo muchos años, me refiero al sonido interno, y es nuestro, de toda la vida ¡que puñetas!

Bueno, a lo que iba. Hace tiempo, Maribel, una amiga de mi mujer (que daño nos hacen las amigas de nuestras novias y, peor aún, las amigas de nuestras esposas) le dijo a mi querida sufridora que se acordó de mí. Que estaba en un ascensor y resulta que la voz que sonaba era la mía. Miró a su marido y le dijo aquello de parece que Carlos, el marido de Lourdes, es él que está hablando. 

Pero aquí no queda la cosa. Mercedes, otra amiga de mi mujer (si una amiga de tu mujer te hace la pascua, dos ni te cuento) le comentó lo mismo.  ¡Niña! ¡Niña! ¡Qué Maribel tiene razón! Que la voz que suena en el ascensor del tanatorio es la de tu marido.

¿He dicho ascensor del tanatorio? Pues sí, justo eso. La voz que suena en el ascensor del tanatorio de San Jerónimo de Sevilla, el de Servisa, el que está junto a la fábrica de Renault, es clavaíta a la mía. Eso dicen las dos buenas amigas de mi mujer y “amigas” mías también y lo han corroborado un montón de conocidos nuestros.  -Siempre que me monto en el ascensor del tanatorio me acuerdo de ti. Po sube y baja por las escaleras, son mamón, les suelo contestar yo.

Hace unos días, acompañando a familiares nuestros en estos trances tan duros que se suelen pasar en este tipo de instalaciones, no me pude resistir. Voy a escucharme, a ver si es verdad lo que dice la gente.

Y allí estaba un servidor. CERRANDO PUERTAS. SUBIENDO. PLANTA PRIMERA. PUERTA ABIERTA. Tres o cuatro veces repetí la situación. Planta baja y primera planta. Mi mujer me miraba con cara de “cada día estas más tonto”. -No le des más vueltas, cariño, que es tu voz la que suena. -Po ya la podían haber puesto en los ascensores de un centro comercial ¡coño!

Ya sabéis, si alguna vez, espero que pocas y muy tarde, os montáis en el ascensor del tanatorio, acordaros de vuestro humilde servidor. Si por un instante os reconforta “escucharme”, ya me doy por satisfecho y perdono al buen señor o señora que decidió poner mi “voz” en ese impersonal y frio ascensor.

Otra cosa, si escucháis “mi voz” es señal que estáis todavía por aquí ¿verdad? Pues nada, a disfrutar.
¡¡ Llevátelo a papel !!

30 comentarios:

impresiones de una tortuga dijo...

Ja ja ja ja ¡si es que lo tuyo no tiene remedio! ya, con ésto ¡hasta me creo lo de la Mónica!.
A mí me recuerdas a mi hermano, porque lo que le pasa a él no le pasa a nadie, pero ¡además! la forma de contarlo... ¡primitos hermanos!.
Llevo unos días bastante duros y cansados, pero leerte y cambiar de humor ha sido todo uno.
Un BESAZO.

P.D....En un tanatorio...ja ja ja...¡no podía ser en otro sitio!

La abuela frescotona dijo...

naranjito seguro fue mi maquillador el que puso tu voz en el ascensor jajaja

que buenas historias las tuya Naranjito¡¡¡
te abrazo

Susana Terrados dijo...

Ay, Naranjito cuanto te sgradezco esta entrada que has hecho hoy. Estaba yo sabandeando melancolicamente, tristonamente, y vi tu entrada...ja ja ja...me has alegrado la tarde, mil gracias.
Espero no tener que ir al Tanatorio para conocer tu voz, me conformaré con leer tus palabras.
Francamente entiendo tu enfado...¡un tanatorio...ya te vale!
Besotes.

Liliana G. dijo...

Es muy cierto eso de que al escucharnos a nosotros mismos no nos reconocemos. Cada vez que yo me escucho en una grabación me espanto: me da la sensación de que tengo voz de corneta. Pero creo que es preferible eso a tener voz de ascensor, y para más señas, de tanatorio, jajajajajaaaaaaa
En mi vida escuché semejante cosa...

Naranjito, me hiciste llorar de la risa.

Un gran beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

A veces oigo naranjitos... a veces :-) ah, es verdad, que no he oído nunca tu voz jajaja

El Naranjito dijo...

Grácias Tortu, lo de la Mónica te permito que no te lo creas (mi neurona tiene mucha imaginación e ilusiones, jejeje); pero lo del ascensor es real, me cachi en diez.
Me alegro de que disfrutes con mis historias.
Un saludo.

El Naranjito dijo...

Querida abuela Argentina, espero que no sea TU maquillador, por lo menos durante muchos años, el de otros pero no el tuyo.
Yo si que te abrazo a tí.

El Naranjito dijo...

Susana, mira que hay sitios para escuchar mi voz. Será ¿por lo sério que soy?
Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Querida Liliana: mi voz me suena a "mira el nota este lo esaborío que es". Bueno haré gárgaras para que se me aclare un poquito.
Un beso desde el otro lado de la mar océana.

El Naranjito dijo...

Querida Ana, espero que no la escuches nunca en ese "curioso" lugar.
Un día grabaré lo de "Sevilla tiene un color especiá..." haber como suena.
Un abrazo Alteza.

PEDROHUELVA dijo...

¿ Esa profesión, esta bien paga ?

maria eugenia dijo...

jajaja no podía ser de otra manera...

Ahora si, ya he colgado el sábado...., ya peudes entretenerte con mis andanzas por las tierras del sur ajajaja

Dyhego dijo...

Naranjito:
De aquí a nada te veo cantando el himno del Betis musho Betis eh eh eh.
Saludos.

manolo dijo...

He quitado el Nº 13 de los comentario que estaba cuando iba a poner el mio.
Y era para comentar lo del tanatorio.

Que no, que no sigo.
Chao.

José dijo...

Genial naranjito jajaja… Solo hubiera faltado que cuando la voz terminara de decir “primera planta, abriendo puertas” tú siguieras…venta de flores, candelabros, crucifijos, esquelas…Como en los grandes almacenes.
Un abrazo

manolo dijo...

Naranjito, ha sido bonito el conocerte.
Te deseo todo lo mejor
manolo

MAMÉ VALDÉS dijo...

Hago muchos programas en Radio Chipiona, pero nunca los vuelvo a escuchar porque me da vergüenza no por lo que digo sino por mi tono de voz, tiene toda la razón, pero lo del tanatorio no tiene nombre... un saludo.

manolo dijo...

nARANJITO, ESPERO TODO VAYA BIEN Y QUE SEA PEREZA EL QUE NO PUBLIQUES NUEVAS ENTRADAS.

Saludos de manolo

La gata Roma dijo...

Jops, estoy pasando una mala racha, demasiados amigos que cruzan para el otro barrio, pero todas las veces he ido al tanatorio de la SE-30, de hecho sólo he ido al de SERVISA una vez creo, pero en cuanto se encarte, espero oírte… jejejejeje, que cosas…
Por cierto, yo tenía un cutreprograma de radio y de verdad que era tortuoso oírme… lo que pasa que quería hacerlo por corregir fallos y demás, pero vaya telita escucharme con la voz de cazalla que tengo cuando no me escucho yo…

Kisses

El Naranjito dijo...

Pedro, ni un duro me han pagado. Ni siquiera por los derechos de voz.
Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Maria Eugenia, tú lo has dicho: no podía ser en otro lugar.
Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Manolo: Lagarto, lagarto.
Un saludo.

El Naranjito dijo...

Grácias amigo José, me has dado una idéa para un futuro negocio.
Un saludo.

El Naranjito dijo...

Grácias Mamé, pero por lo menos la radio es un lugar más agradable.
Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Hombre Manolo, que bueno tenerte de vuelta. Más que pereza es un poquito falta de tiempo.
Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Querida Gatilla, no será para tanto lo de tu voz. Al menos tu escribes tela de bien y seguro que eso compensa.
Un kiss para ti tambien.

verdial dijo...

Jajajajajajajajaja, hijo mira que donde te ha puesto (supuestamente)...
Te estarán dando la tabarra continuamente.

Un abrazo

Luis Miguel dijo...

Jajajajaja, hacía tiempo que no me reía tanto leyendo algo y créeme que me hacía falta. Genial, Naranjito, enhorabuena, y un abrazo. ¡Estoy loco por ir al Tanatorio! (de visita, claro)

El Naranjito dijo...

Querida Verdial, "afortunadamente" no visitan este lugar tan a menudo.
Un saludo.

El Naranjito dijo...

Luismi, mejor nos vemos en el bar del Felix. ¿no? y de camino escuchas mi voz diciendo eso de : Quillo, llena aquí.
Un saludo.