domingo, 19 de febrero de 2012

Todos tenemos un pasado




Pues sí, todos hemos tenido un pasado. Y yo personalmente estoy orgulloso (relativamente) del mio. Aprovechando que estos días ando recopilando fotos antiguas haber si consigo de una vez tener un álbum como manda los cánones archivísticos, entre otras he descubierto estas dos joyitas.

En la primera, cachondeito el preciso ¿vale?, aparezco con mi amigo Manolo el Gordo. Sí, tal como suena, el Gordo, entonces no existía eso de la obesidad. Él con su bocata, como siempre, y un servidor trasteando, como siempre, en esta ocasión con un martillo musical. La foto nos la hizo nuestro amigo Mígue, después hablo de él, en una tapia en Cádiz, y encima en carnavales, pero no íbamos disfrazados.  Fijarse en los zapatos del Gordo y en los calcetines, no os fijéis en los pelos del Canijo, un servidor. El viento de levante en la milenaria ciudad gaditana hace estrago entre los seguidores de la música funky, la buena de verdad.  Pero con esa pinta, triunfaba entre las féminas y “peazo” de día nos pegamos los tres en la Tacita de Plata. Bueno, los tres como que no. El Gordo regulin regular, el Mígue triunfó tela marinera, con su look a lo Fredy Mercury, su look y lo que no es su look. Pero no te metas con mi amigo Mígue que, aunque tenga unos gustos un poco raro, es mi amigo y con mi amigo no se mete nadie (Mígue, ¡ostia! no te pintes tanto los ojos que se te nota un montón).

Po eso, que yo triunfaba un montón. Aunque con la pinta de cantante de rumbas puede parecer que encandilaba a las canis de la época, de eso nada. Yo  engatusaba con mi parla, con mi cultura, con mi torpe ironía, con mis bailes, con mi cuerpo serrano, con mí saber estar, con mí…  Hasta que llegó la rubia y dijo ¡ya te estas pelando!






Y me pelé, y me puse gafas (por cierto, las sigo teniendo de repuesto en el coche, señal que este miope mantiene sus dioptrías en su punto), y cambié de estilo y cambie de pelos (tengo los mismo pero en un tono como tirando a azahar), y me hice un tío cabal, y no salí de juergas, y casi dejé a mi amigo el Gordo y a mi amigo el Mígue por la sevillana rubia que me separó de ellos. Bueno eso que me separó de ellos es un tanto relativo. El Gordo está más gordo y calvo y con su mujer y sus hijas; el Mígue  ya no se pinta los ojos, los ochentas hace tiempo que quedaron atrás, y sigue siendo mi amigo y no te metas con él aunque se le vea el plumero. La amistad por encima de todo.

Pues nada, que seguiré rebuscando fotos, sobre todo donde aparezca esa sevillana que me lió (ella no me da permiso para publicar las fotos, pero no seáis chivatos); esa sevillana con la que intento sacar adelante a un par de churumbeles (mi hija dice que me parezco a Camarón  sin barba en la primera foto), esa sevillana que … Venga, que seguiré rebuscando en mi pasado, seguiré, pero no seáis muy crueles con este vuestro amigo que ha tenido el valor de publicar fotos para demostrar que por mí no pasan los años.

 -¡Papá! ¿te has mirado al espejo!
 -¡Calla niña!

¡Como echo de menos los ochenta!
¡¡ Llevátelo a papel !!

19 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

Sigue buscando en el baúl de los recuerdos, todos tenemos un pasado, solo tienes que mirar en el "sótano" de mi blog, las fotos son las pruebas de como pasa el tiempo...

(Me gusta mucho los blogs donde se cuelgan fotos de sus autores, dejamos de ser virtuales para tener cara aunque muchos la tengamos muy dura).

El Naranjito dijo...

Mamé, cara dura y valiente. ¿quien se atreve a mostrarse como realmente es?
Ojú pisha el lote de reir que se ha pegado mi hija con la fotito del Camarón.
Un saludo de uno que es más guapo que tu.

Dyhego dijo...

Naranjito:
En la primera foto te pareces a Camarón y en la segura te saco parecido con un amigo.
Gracias por tu valentía, aunque no me hago una idea de cómo serás en la actualidad.
Saludos naranjiles.

El Naranjito dijo...

Dyhego, te puedes imaginar como soy: una mezcla entre Camarón y Brad Pitt, más tirando a Brad Pitt que al de la Isla. ¿Que no te lo crees? Po que se lo pregunten a mis enfermeras ¿vale?
Un saludo.

trianatrinidad dijo...

Naranjito amigo, hay que ver el "tipito" que teníamos algunos en esos años.Te aseguro que, como los buenos vinos, muchos, entre los que me incluyo, hemos mejorado con los años (eso no me lo creo ni yo, pero bueno, por lo menos, nos hemos vuelto más elegantes).Tu parienta, la rubia sevillana, muy guapa.Ah¡ la mía no quería fotos suyas en el blog, pero después le acaba gustando.Es bueno eso de ponerse caras, ahora a ver cuando lo celebramos con unas cervecitas de verdad.Un abrazo.

maria eugenia dijo...

jajajaj la primera foto es autentica, que pelucón oye.... no tendrás problemas de calvicie no ajajaj, llegó la mujer.. y llegó la sensatez ajajajaja

El Naranjito dijo...

Tritri, algunos ni con los años mejoramos. Mi parienta me ha permitido publicar la foto con la condicion que pusiera primero la que estoy con el Gordo.
Me apunto a lo de la cervecita que ahora viene un tiempo muy bueno para ella.
Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Maria Eugenia, problemas de caida de pelo no tengo ninguno y la sensatez, tú lo has dicho: llegó la rubia y me pelé.
Un abrazo.

verdial dijo...

Sigue Naranjito sigue, que me ha encantado esta entrada. Cuánto dice de ti!!!

Un diez.

Un abrazo

Liliana G. dijo...

La primera foto es una clásica, Naranjito, en aquella época los varones tenían todos esos pelos, y las mujeres lacios y largos jajajaja
Me encanta esto de rebuscar fotos, que como te dije, cada tanto también escaneo las mías, tal vez algún día me atreva a publicar alguna...

¡Más! ¡Queremos más fotos y más historias!

Besotes.

Paco dijo...

Menos mal que en la primera foto no te pusistes de perfil....
Naranjito pedazo de entrada picha. UN ABRAZO

Anónimo dijo...

Carlos eres el mejor de los 22.
¡Que bellos recuerdos! Para tí los ochenta , para mí los setenta....Eran tiempos en que el tiempo pasaba lentamente y nosotros vivíamos muy deprisa. Ahora es al revés. Un abrazo, compañero, vecino y sin embargo amigo.
Besos, salud y libertad.
Juan Escabias.

El Naranjito dijo...

Verdial, hay que reirse de uno mismo, de esta forma vemos la vida de otra manera. Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Querida Lilina, no te preocupes que habrá más fotos, incluso algunas actuales.
Un beso mi querida Dama.

El Naranjito dijo...

Paco, siempre intento mostrar el lado "bueno".
Un saludo.

El Naranjito dijo...

Grácias D. Juan. Cuanta razón en lo del tiempo.
Un abrazo.

El Poto dijo...

11811 o 11888 cual te gusta mas? me parece que el rodaje de los anuncios llego un poco tarde puesto que ya tienes otro look.

Un saludo polvo branco.

El Naranjito dijo...

Grácias Poto, Ahora sé en quien se inspiraron para hacer los anuncios de los pelochos.
Un saludo con polvo branco y cardo de colores.

Anónimo dijo...

joder,como hemos cambiao,perdon por la palabrota.He conseguido mi objetivo? Si es asi mandame una señal. Que susto, suena a Sor Ursula. Besos.