viernes, 1 de junio de 2012

El Pibe


Hace tiempo que me da la lata con  “Gafas, a ver cuando hablas de nosotros”  un compañero de trabajo, que muy de vez en cuando visita La Bodeguita, aunque no tiene lo que tiene que tener para hacer un simple comentario. Me refiero a mi compañero el “Pibe”. Lo de “Pibe”  es un apodo cariñoso porque el chavalito es el mas joven de los tres que habitualmente curramos en el mismo sitio y con los mismos turnos.  Eso de chavalito es relativo, el nota ya tiene su edad, aunque el muy listo sigue soltero, con novia, pero soltero. Mira por donde, aprovechando que hoy ha cambiado el turno con otro compañero al que le hacía falta trabajar de mañana para poder disfrutar de la feria de Alcalá de Guadaira se me ha ocurrido hablar un poquillo de él.

Es el clásico tío que siempre te dice que si a lo que le pidas: ¿Me cambias el turno? Sí. ¿Mañana puede venir un rato antes? Sí. ¿Me cubres en el tajo mientras tomo café? Sí. Todo el mundo en la fábrica habla bien de él. No conozco a nadie, y eso que soy un taco cotilla, que tenga ningún reproche con mi colega. Pero precisamente no hablaré de lo buena gente que es, de eso dan fe todos los compañeros, sino de un par de cuestiones que me tiene preocupado.

La primera es que creo que tiene un poquito de gafe, me explico: 

Aprovechando uno de “los muchísimos puentes” que podemos coger, se marcha junto con un grupo de amigos y amigas a hacer senderismo por la sierra de Grazalema. ¿Qué le pasa? Que se pierde en el campo. Horas y horas perdidos; al final se encuentran a otro grupo de excursionistas ¡y también estaban perdidos! ¡Con el mismo mapa! Suerte que al caer la noche el equipo de rescate que se montó los pudieron rescatar. Salió en todos los periódicos de Sevilla y Cádiz. Me hubiera gustado ver la cara del Guardia Civil cuando lo subió al Land Rover y le dijo aquello de ¿Tú que vienes a jugar al pádel? Podéis imaginaros la indumentaria que el muchacho se puso para hacer excursiones por la sierra. Otro día se va a la playa con la parienta, se le vuela la sombrilla, sale corriendo para cogerla y tropieza con una tabla de surf que “un capullo había dejado junto a nosotros” (sic). Total una semana de baja con un esguince de tobillo. ¿Que quiere pasar un fin de semana en una casita rural en la sierra onubense? Sin problema, se pone a tontear, se tropieza con la cama y se parte el labio con el radiador de la habitación. ¡Qué morritos tenias Pibe, qué morritos! Ah, bueno, lo de Venecia. Le compra un regalo al padre, una tontería de nada, un juego de pluma, bolígrafo y abrecartas de cristal de murano. Lógicamente, con las prisas, lo metió en el equipaje de mano. La mirada del carabinieri cuando descubrió el arma blanca que portaba era digna de una película de Tarantino. Un poco mas y sigue preso paseándose por el Puente de los Suspiros en la ciudad de los canales.  No quiero ni acordarme el verano que pasé cuando me dijo que se iba de crucero por el Mediterráneo. Todos los días pendiente de las noticias. Menos mal que lo del Costa Concordia ha sido más reciente, que si no le hubiera tocado a él.

Y la segunda cuestión es lo que me tiene más mosqueado:

Cuando salimos de cumplir nuestras obligaciones laborales, todos los días y delante de otros compañeros me dice: -Gafas, dúchate conmigo hoy. -¡Que no, Pibe! -Venga que tengo una toalla grande para acurrucarnos los dos.  -¡Que me dejes Pibe.  -Gafas, hoy tengo una toalla chiquitita pero nos vale.    -¡Que pesao eres tío! –Gafas ve terminado de rellenar el parte que te espero en la ducha. –Gafas he comprado un champú que huele a   azahar. -Gafas…. -¡Quillo Pibe! ¿Porque no se lo dices a (***)? – ¡Tus están tonto, (***) me dice que sí! 

Os  podéis imaginar las miradas del resto de compañeros cuando subimos la escalera camino de los vestuarios. Esto sí que me tiene mosqueado.

En fin, querías que hablara de ti, ahora espero que tú tengas el valor de hacer algún comentario en esta tú Bodeguita. Otra cosa, de el “Breva” tengo preparada otra entrada, pero me parece que la tengo que hacer en tres o cuatro capítulos.

Bueno Pibe, que me piro a la ducha, solo, como siempre ¿vale?

Elena, si llegas a leer esto, no te preocupes, que tu novio sigue teniendo las tendencias “normales”, pero es que es muy mamoncete.  Y encima aprovechamos para ducharnos sin aguantar el overbooking que hay a esas horas en las duchas. Cuidaito, cuidaito, cada uno  por su lado, ¿vale?
¡¡ Llevátelo a papel !!

18 comentarios:

  1. Que cara más dura con el tema de las comuniones ¿no?, pero se lo tienen merecido por invitar a tanta gente junta, ja, ja, ja,¡que ocurrencia la vuestra!.
    Me encantó la historia del pibe, parece buen tío ¿a que sí?.
    Un abrazo, Gafas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tela de buena gente Tortuguilla, pero tiene un monton de peligro con las bromas que se le ocurren y encima se junta con un servidor.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¡Qué tío! ¡"res genial Naranjito! tu amigo el "Pibe" estará encantado de tu entrada de hoy...ja ja. Lo de la mala suerte, espero que sea pasajero si no ya se sabe: patita de conejo (ahora queda feo), agua bendita (que si no lo cura es fresquita)...y alguna cosita más.
    Y en cuanto a lo de la ducha...¡ay, Naranjito! Espero ansiosa la otra entrada.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, la "otra entrada" es para pensarla muy detenidamente pero estoy en ello.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Ese muchacho, tendrá un buen segurito de vida, no .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no lo tiene ya es hora, jeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. jajajaja me encanta el Pibe...

    Oye Pibe.. me pagas la hipoteca???

    Anda que no te lo pasas bien naranjito.., me encanta como cuentas las cosas....

    Y sip.. yo me mosquearía.. ya no por la ducha... sino por la toalla ajajajajjaaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariaeugenia, anoche le pregunte lo de la hipoteca y me dijo: "ni mijita", que bastante tiene con la suya.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Qué peligro tienen esas duchas, Naranjito.
    Me ha gustado esta historia del Pibe. Algo gafe sí debe ser, digo yo.

    Queremos más historias desenfadadas de estas.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es gafe, Mos, es que la criaturita tine mu mala suerte.
      Un saludo desde la Bodeguita.

      Eliminar
  6. Naranjito a ver si un día cuentas lo del remate de cabeza.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, si me das mas pista seguro que lo cuento. Yo soy el primero en reirme de mi.
      Un abrazo desconocido amigo.

      Eliminar
  7. ¡Eso, eso!, queremos lo del remate de cabeza, que me huelo yo que debe ser divertido ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pater, lo único que falta es que animes al personal a contar mis intimidades, jeje. Intuyo que se refiere a un suceso en una discoteca de moda y un pureta que consiguió una conga con todo el personal.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Naranjito:
    Yo creo que le tienes que regalar el disco de los Mojinos Escozíos: Yo, que antes, era tan masho, me metí en una dusha shena de mushashos, se me cayó la pastilla de jabón y si lo sí, y si lo sé y si lo sé no m'agasho.....
    Jajajajaja.
    Salu2 con ducha en mi casa.

    ResponderEliminar
  9. Quillo Dyhego desde que escuché la canción solo uso gel de baño, por si las moscas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Naranjito si yo fuese tu esposa, te pongo calzones de lata, en esa empresa no son de fiar los riesgos de trabajo son muy grandes.....
    saludos querido amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes Abuela, soy un experto en Equipos de Protección Individual. Otra cosa, mi esposa los calzones me los compra en el "mercaillo", los de "calvin klein" dice que se les va del presupuesto.
      Un abrazo.

      Eliminar