jueves, 7 de junio de 2012

En el aparcamiento del hospital


Otra vez ando de mosqueo y, curiosamente, con organismos públicos y oficiales mantenidos con los impuestos que pagamos todos y cada uno de los sufridos contribuyentes. Al grano.

El pasado Diciembre mi mujer y yo acompañamos a mi augusta suegra a una revisión médica en el Hospital Virgen del Rocío de la capital hispalense. Dejé el coche en la primera planta del aparcamiento subterráneo junto a la puerta de los ascensores que nos llevan a la entrada principal del recinto hospitalario. La mala suerte, o un traspié, quiso que la madre de mi media naranja, justo antes de acceder al ascensor, se cayera de espalda con el consabido susto para todos. A esas horas, sobre las ocho de la mañana, tuvimos la suerte de que varios médicos y personal sanitario comenzaban su jornada laboral y, muy amablemente, atendieron a la accidentada que en un principio no tenía nada de gravedad; incluso ellos mismos se encargaron de avisar al servicio de urgencia para que nos mandaran una ambulancia. 

Tumbada sobre el parasol que utilizo en verano para proteger el interior de mi vehículo y tapada con una cazadora aguantó durante cuarenta y cinco minutos a que llegara la ambulancia. En todo momento el encargado de los aparcamientos, que a través de las cámaras de seguridad había sido testigo del suceso,  estuvo con nosotros ayudándonos  e incluso cuando termino todo, me retiro el ticket y  no me cobró el importe del parking.  Ni que decir tiene que   fueron innumerables las veces que me acerqué a recepción para reclamar y preguntar por la tardanza de la ambulancia, no me podía creer que estando a cien metros del servicio de urgencia no se acercase nadie con los medios adecuados para atender a una accidentada de ochenta y cuatro años. Cuando por fin llegó la ambulancia me enteré  que venían del Hospital Virgen Macarena, hospital que para las personas que no conozcan esta bendita ciudad les diré de pasada que está a unos diez kilómetros de distancia. Nada, que la subieron a traumatología, le hicieron todas las pruebas habidas y por haber y pocas horas después le dieron el alta hospitalaria. Afortunadamente no tenía ninguna lesión y “solamente” estuvo varios días con dolores en todo el cuerpo.

Ahora es donde viene mi mosqueo y no es precisamente por  los interminables minutos que estuvo la abuela de mis hijos tirada en el suelo junto a la puerta del ascensor. El mosqueo es por la siguiente carta recibida.

 Pulsar para ampliar

A ver Antoñito si me explico bien:

El Aparcamiento Puerta de Córdoba está justito debajo de la entrada principal al memorable Hospital Virgen del Rocío, donde  prestas tus servicios en la Unidad de Ingresos Económicos, ¿vale? Comprendo que con la crisis que tenemos y los recortes efectuados y por efectuar, tengas que buscar por donde sea el peculio para sufragar los gastos  de la asistencia facilitada. Comprendo que como mi suegra es pensionista y, de momento, tiene derecho a una atención sanitaria de calidad, que por otro lado la recibió y la sigue recibiendo, no puedes pasarle a ella la factura correspondiente. Comprendo que la compañía concesionaria del aparcamiento debe tener una póliza de seguro de responsabilidad civil, que no sé si cubre los tropezones que nos podemos pegar cuando andamos por un suelo completamente llano. Todo esto lo comprendo, pero, como trabajador de una empresa privada (y puntera en su sector. ¿Se nota que soy un poquito pelota desde que algunos de mis jefes visitan La Bodeguita?) acostumbrado a intentar solucionar  sobre la marcha los problemas que surjen,  sin involucrar a más personas que las necesarias, te propongo:

Antoñito (perdona lo de Antoñito, es en tono cariñoso y sin segunda intención) cuando salgas a tomarte un cafelito junto con tus compañeros y compañeras, antes de ir al bar de enfrente pásate por la garita del encargado del aparcamiento y le solicitas muy amablemente copia de la póliza que nos reclama, seguro que en un par de días la tienes. ¿Qué no sales a tomar café? bueno pues dile a un compañero celador que cuando, a eso de media mañana salga a tomarse el piquislabi, el vermut, o la tapita de espinacas con garbanzos, a la vuelta se pase y pida la puñetera póliza, seguro que estará encantado. ¿Que el celador pasa olímpicamente? Pídeselo al becario, que está para solucionar estos asuntos tan trascendentes. ¿No tienes becario? Pues solicítalo que hay muchos estudiantes que están dispuestos a conseguir este puesto. ¿Has pensado en mandarle un correo electrónico a la empresa Aparcamientos Puerta de Córdoba?

Al mismo tiempo, si puedes, explícale a mi suegra que no intentas cobrarle la asistencia recibida, que no tiene que ir al juzgado a poner denuncia alguna (yo ya le he dicho que por un tropezón ella sola, no tiene que ir al juzgado de guardia), y que ustedes, los buenos profesionales, saben como reclamar y a quién los Ingresos Económicos que tanto necesita nuestra sanidad pública. Y todo esto a la mayor brevedad posible.

Antoñito, yo soy un tío que cumple con los tramites, que intento acatar todas las normas habidas y por haber, pero desplazarme hasta el aparcamiento del hospital, solicitar copia de la póliza, andar cincuenta metros y llevártela  a tu oficina, eso no me da la gana. 



¡¡ Llevátelo a papel !!

22 comentarios:

Lourdes dijo...

Hombre, ten en cuenta que el Antoñito trabaja en un despacho con aire acondicionado, y salir a la intemperie sevillana, con el calor que hace, pues ni se lo plantea.
Si no tiene a quien acudir, pues acude a ti, que estabas allí, el día "D" a la hora "H", y que igual te prestas a hacerle su trabajo.
Digo yo...

:)))

Ay, señor, así funciona tó...

Besos!!

Dyhego dijo...

Naranjito:
Esto lo escribe, yo qué sé, el mismo Kafka, y no se lo cree nadie.
¡País!
Salu2.

Liliana G. dijo...

¡Qué abuso! Es el colmo... pero no sé de qué me horrorizo yo, si hace tres meses que tengo mi diagnóstico (y convengamos de que no acuso un dolor de muelas) y todavía estoy sin tratamiento merced a la burocracia sanitaria. Ni Kafka se lo hubiera creído. Que hay que pelear para todo, incluso para sobrevivir.
Espero que tu suegra esté mejor y en franca recuperación.

Besazos, Naranjito, y mil gracias por tu cariño y apoyo.

Vicente Rubio dijo...

Muy bueno amigo, pero la Burrocracia es la Burrocracia, pensar esta prohibido en este Pais antes llamado España.
Que tengas suerte con Antoñito, un abrazo y muchas gracias por pasarte por mis blogs, es un honor y un placer.

maria eugenia dijo...

Es increíble.. lo que pasa en España no pasa en ningún otro sitio.

PEDROHUELVA dijo...

Picha, tu al final, le tienes que llevar el papelito a Antoñito.
Acuerdate.

Naranjito dijo...

Tienes toda la razón Lourdes, con la caló cualquiera sale a la calle. Mejor me espero a que llegue Noviembre o Diciembre o ... ¿As dicho que tiene aire acondicionado el Antoñito? Pues entoces se va a esperar sentaito.
Un beso.

Naranjito dijo...

Por eso publico la carta, para demostrar que la "cruda" realidad supera a todas las historias que podamos imaginarnos.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Querida Liliana lo de mi suegra es casi adecdotico, pero lo tuyo es para indignarse. La burocracia es internacional, desgraciadamente.
Es una alegria inmensa verte por la Bodeguita.
Besos, ánimo y a seguir luchando.

Naranjito dijo...

Bienvenido amigo Vicente, pero que Antoñito tenga suerte con un servidor, porque alguna vez uno tiene que decir basta.
Un estrechón de manos y tomate lo que quieras.

Naranjito dijo...

Lo malo Maria Eugenia es que esto pasa hace siglos. Al final será que lo tenemos en los genes.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Seguro que si, Pedro. Y encima tienen el teléfono de mi suegra. Veras como se lo reclaman un día de estos.
Un saludo.

PEPE LASALA dijo...

De verdad Naranjito, esto es para meterlo en dos novelas, una de terror y la otra de humor, hacer un combinado y ver lo que sal. Yo no sé dónde vamos a llegar amigo. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Naranjito dijo...

Pepe, seguro que sale una película de Berlanga.
Un abrazo.

Susana Terrados dijo...

Caramba carambita, Naranjito...es para mosquearse hasta tres veces si quieres!!! Dentro de poco no van a saber que inventar para sacar dinero para Sanidad, pero espero que sean más imaginativos.
Un besote.

Juan Carlos dijo...

Los burócratas (no los funcionarios, los burócratas) son tocapelotas aquí y en Tomboctú pero aquí aún más. ¡Anda que no te piden papeles para algo que tenía que haber sido de oficio. En fín, que como decía Larra (creo) con la administración hemos topado

paterfamilias dijo...

No recuerdo si fue Antoñito u otro de su misma categoría, pero después de que uno de mis vástagos estuviera en Granada jugando a fútbol y se lesionara en una pierna y ser atendido por un médico del Centro de Atención Primaria (¿se llama así aquí?), recibí en casa una carta diciéndome que aportara la tarjeta sanitaria o abonara el importe de la visita.

Me entró tal acojone, que rápidamente hice la correspondiente fotocopia y se la envié por fax. De momento no he vuelto a tener noticias de mi Antoñito (no news good news).

Pero lo tuyo .... Yo iría al Juzgado, ¡pero para denunciarle a él!

La abuela frescotona dijo...

pues aqui en mi pais un señor tuvo la mala suerte de caerse en la vereda del hospital, gratuito, pero resulta que la vereda pertenece en su atencion al servicio de ambulancias que lo deben levantar y meter al hospital, como la ambulancia demoraba el señor se murió... y todo legalmente.
Naranjito en todos lados se cuecen habas, saludos querido amigo

PEPE LASALA dijo...

Hola Naranjito, he pasado por aquí para ver si habías puesto algo nuevo, así que volveré. De paso, te saludo amigo. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Rosa dijo...

Mira me he puesto de pié y he aplaudido porque no se me ha ocurrido nada mejor que hacer jajajajajajaja, yo soy más de Pino Montano y de en tu puta madre me cago 7 veces como si estuviera esperando una aparición, pero tu has sido muy educado y debo aprender de ti, siento mucho lo de tu suegra y espero que alguien haya ido ya a llevar el papelito santo...yo no soy ni estudiante pero hasta para llevar papeles me ofrezco, que jartura de paro..un beso miarma!!

PEPE LASALA dijo...

Bueno Naranjito, aquí vengo para desearte un feliz verano y despedirme de ti hasta Septiembre amigo. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

impresiones de una tortuga dijo...

¡CON DOS COJONES, SI SEÑOR!.
UN ABRAZO CARLOS, QUE AQUÍ HAY QUE PONERSE SERIOS.