miércoles, 3 de julio de 2013

Gracias E.L. James



Foto rebuscada en interné, mi mujer ha prestado el libro, otra vez


A ver si el “blogger” me deja, ya que desde que le puse los azulejos al blog y cambie la foto, esto está más raro que el ministro Montoro sacando pecho por los datos del paro. No sé si será el cambio climático (40º grados a la sombra en Serva La Bari, ¿cambio?) o que a los de gugle no les gusta que les modifiquen sus plantillas, el caso es que, en contra de mi voluntad, tengo La Bodeguita abandonailla. Bueno, un repaso técnico general y parece que todo vuelve a la “normalidad”.

Y ahora a lo que iba.

Que estoy muy agradecido, agradecidísimo si cabe, a la magnífica escritora que ha hecho posible el cambio en Ella. Y cuando digo Ella me refiero a mi Ella, a mi esposa y madre de mis (nuestros) dos churumbeles. La escritora no es otra que Doña Erika Leonard James, de soltera Erika Mitchell, autora de una trilogía que, por lo visto, ha revolucionado los gustos de miles de mujeres en el mundo. Como os habréis dado cuenta los libros en cuestión son las cincuentas sombras, las sombras más oscuras y las sombras liberadas, de un nota con muchos recursos económicos que se llama Christian Grey y sus escarceos amorosos con Anastasia Steele. 

Bueno, que mi mujer, después de que se lo comentara una amiga, se atrevió a leer los tres tochos de novelas sado-maso-domi-eróticas (¿). Y fue después de leer el último, el de las sombras liberadas, cuando cambió y empezó a alegrar mi triste existencia.

Volvió a su juventud, a sus ganas, a desear tener un ratito libre y tranquilad para hacerlo. Hacía años que lo había dejado, por falta de ganas, por falta de tiempo, por atender a sus hijos, por no disponer de intimidad. Pero la lectura de estos libros la cambió y desde entonces es otra y ha hecho de mí el tío más contento del mundo. Y encima presumo de ello y lo digo a los cuatro vientos: Mi mujer es otra desde que leyó las desventuras del Gregorio y la Anastasia.

Y aquí la tengo, a mi lado, sentada cómodamente en el sofá, enfrascada en la lectura de El Pedestal de las Estatuas de D. Antonio Gala. Antes de este ha habido otros, muchos. La Reina Descalza de Falcone; Historia de una Geisha; el de los cuadros del Prado de J. Sierra; La riña de gatos de Eduardo Mendoza… Incluso me ha prometido leer el poemario Piedra, Papel y Agua del ilustre poeta sevillano (y sevillista, nadie es perfecto) Luis Miguel León.

Pues eso, que muchas gracias E. L. James. Has conseguido que mi mujer vuelva a los buenos hábitos que heredó de sus padres. A los saludables hábitos de lectura.
¡¡ Llevátelo a papel !!

17 comentarios:

Dyhego dijo...

Naranjito:
Luego pasa lo que pasa...
Salu2 pasables.

Naranjito dijo...

Lo sé Dyhego, me gasto un pasta en.... el Circulo de Lectores.
Un saludo BDSM

María Eugenia dijo...

Ardiente verano.. de Noelia Amarillo.. que no lo tiene, mandame un mail..

Dyhego dijo...

¿BDSM?
No lo pillo, quillo...
Salu2 sevillibéticos, jejejeje.

manolo dijo...

Pues nada, mis bendiciones.
Y que no sea muy caluroso este Verano.

manolo

Lourdes dijo...

Si es que le hábito de la lectura no debería perderse nunca... Pero recuperarlo con estas novelas ya pa qué... jejejejej
Dale recuerdos a tu señora, hombre, que estará ahí enfrascada en sus libros molones.
:)

Besos!!

Susana Terrados dijo...

Ay Naranjito ahora entiendo tu cambio de imagen, estas relamente rejuvenecido si es que no hay nada como revivir experiencias. Felicita de mi parte a tu "ella". Yo no he leido las novelas pero me alegro de que sirvan para algo y si es ese "algo" pues mejor. Besotes

Luis Miguel dijo...

Me alegraría mucho que leyera "Piedra, papel y agua", pero aún es mayor la alegría que haya recuperado uno de los hábitos que más reconfortan en la vida.

Un abrazo y que no le falten libros.

trianatrinidad dijo...

Mi parienta tambíen es viciosa, viciosa, viciosa, viciosa................al habito de la lectura me refiero amigo Naranjito ¡ no seas mal pensao !.
Por cierto el amigo Dyhego no se cosca con los gustos y las practicas del Sr. GREY,¡eh!.Saludos BDSM, pero sin apretar mucho que despues se me notan los moratones.

La gata Roma dijo...

Yo en estos últimos años tengo el ritmo de lectura bastante bueno… Espero pasar un buen verano con Dumas… hay algo que mucha gente desconoce, Dumas era mulato… Pos eso, con el mulato Dumas todas las vacaciones…

Kisses

Naranjito dijo...

¿Ardiente verano?, lo que me faltaba.
Saludos con 40º a la sombra, a la sombra de un buen toldo, no del Grey.

Naranjito dijo...

Grácias mi oficial, por sus bendiciones. Y de caluroso nada, solo "normal".

Naranjito dijo...

Di que si, no se debe perder por nada. Le doy saludos de tu parte, que para eso sois tocayas.

Naranjito dijo...

jejej, lo de mi cambio de imagen ha venido que ni pintado a esta entrada. Pero que sepas que "el que tuvo, retuvo"
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Que no falten Luismi, los libros. Ahora solo me queda que recupere los otros hábitos. Pero tranquilo que estoy en ello.
Un saludo.

Naranjito dijo...

Si es una de las adiciones de las que no debemos escaparnos, lo de la lectura !claro!.
Y el Dyhego no sabe lo del BDSM, ¿tú te lo crees?
Un abrazo esperando La Velá.

Naranjito dijo...

Lo que se aprende en La Bodeguita. El Dumas era mulato. Que callaito se lo tenían.
Un abrazo y saludos de parte del Quillo, que está afisiao con la caló.