domingo, 28 de julio de 2013

Playa de Rompeculos



Bueno, pues nada, que después de mi parada en la farmacia pusimos rumbo a la playa. A una hora ideal, a esa que otros domingueros ya tienen la sombrilla clavada y sus posaderas encima de las toallas. Pero no importa, de casa a la playa del tapón se tarda una hora más o menos, yendo despacito y parando a desayunar a mitad de camino, en La Pausa, un área de servicio en Chucena donde no para nadie, solamente todos los coches que van camino de las playas onubenses o del Algarve portugués. Pero da igual, se trata de pasarlo bien y no agobiarse en la carretera. Y no me agobio, ni siquiera cuando llego a la aldea de El Rocío y llevo cerca de dos horas y media metido en el coche. Y no me agobio, ni siquiera cuando llevo escuchado el disco Papito de Miguel Bosé  desde que salí de casa. Y no me agobio, ni siquiera cuando pienso, que con el atasco que hay, puedo tardar una hora en recorrer los quince kilómetros que hay desde El Rocío hasta la paya de los miarmas.

¿Qué no me agobio? ¡Una jartá! Así que decido, en un momento de inspiración, o en un momento en que estoy hasta donde todos piensan, cuando llego a la rotonda de Matalascañas, después de otro repaso a las quince canciones del cd del Bosé, tirar a la derecha y poner rumbo a Mazagón. Qué más da otros treinta kilómetros, se trata de pasarlo bien y disfrutar. Pero no, no aguanto más, tengo que encontrar una playita güena y remojarme en la mar salada.

Bueno, pues nada, que carretera y manta. Dejo a mi izquierda el camping Doñana. -Esta playa está muy bien pero con la gente que hay en el camping seguro que ya está llena. Apunta sabiamente mi mujer. Sigo otro poco más y paso por el cruce que lleva a la base de lanzamiento de cohetes y prueba de misiles que tiene el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) en El Arenosillo.  Ya que los americanos de América del Norte tienen Cabo Cañaveral nosotros no podíamos ser menos, y que mejor sitio que Huelva. Entonces recordé que mi hija me había hablado de una playa por esta zona y como vi varios coches girar a la izquierda, pensé: ¡Aquí seguro que hay playa!

Un camino de tierra que termina en un pequeño aparcamiento donde caben cincuenta coches. Yo debía de ser él número setenta y tres, por lo que dejé aparcado el vehículo debajo de un pino con las ruedas medio enterradas en la arena. Ya estoy en la playa ¡por fin! ¡Y era la que mi hija me comentó!

 Foto con el móvil. Veis como el nombre es oficial.

Bueno, pues nada, que cogimos sus sillas, sus sombrillas, sus esterillas, su bolso, su nevera azul de toda la vida con sus filetes empanaos, mis litronas, su tinto de verano, su pipirrana, sus huevos a la bechamel y su melón y empezamos a bajar, a bajar, a bajar. Primero por un camino de cabras. Después por un corto camino de tablas que se han puesto con el dinero recaudado con los dos euros que valen el aparcamiento. Venga, que no voy a criticar los accesos, que la aventura es la aventura.
Bueno, pues nada, que por fin estamos sentados cómodamente en sus sillas, bajo sus sobrillas en la magnífica playa de Rompeculos.

 Foto obtenida en www.sobrehuelva.com

Como veis en la foto la playa es una maravilla, cien metros de arena fina, un suave oleaje, muy poca gente y muy tranquila. Dicen las malas lenguas que el nombre es debido al riesgo que corres cuando bajas por el acceso de cabras o de tablas. Nada de eso el nombre ya consta desde el siglo XIX, porque había un arroyo que se abrió paso entre las dunas. Muy gráficos nuestro antepasados. Otras malas lenguas incultas dicen que el nombre es debido a que como es una playa nudista hay una zona de “ambiente”. Otra mentira cochina. De nudista nada de nada, al menos en la zona donde nos aposentamos.  En un momento de la sobremesa en el que un servidor decidió dar un paseo para hacerle caso a la médica del trabajo que me dijo que hiciera deporte, sí que vi alguna dama con medio bikini, pero como en cualquier playa de nuestro litoral. Eso sí, cuando ya llevaba un buen rato andando note que la cantidad de ropa de los bañistas menguaba hasta tal punto que desaparecía. Pero muy bien, mucho respeto y mucha libertad y cada uno a lo suyo. En un momento dado me di cuenta que  mi meiba a rayitas desentonaba un montón, así que no tuve más remedio que hacer lo que cualquier persona que se considere liberal debe hacer. Me di media vuelta y regresé junto a mi esposa.

La playa ya he dicho que es un encanto, pero tiene un par de peros. El primero ¡que no hay chiringuitos! ¡Cómo puede existir una playa sin chiringuitos! Menos mal que llevábamos su nevera azul de toda la vida. Y el segundo pero es el tema de los servicios. Dos opciones o el Atlántico o los matorrales junto a los acantilados. Esta segunda opción no la recomiendo no sea que lo del nombre de la playa no tenga nada que ver con lo del riachuelo y las dunas.

El camino de regreso al coche me abstengo de contarlo porque ya os lo podéis imaginar, camino de tablas, camino de cabras y subiendo, pero lo que sí puedo decir es que cuando llegue la “calo membrillera” pienso regresar a este paraíso. Saldremos tempranito y cogeremos un buen sitio, con menos gente y entonces disfrutaremos de la naturaleza natural y salvaje.

 Foto con el movil. ¿A que es una playa normal?
¡¡ Llevátelo a papel !!

18 comentarios:

  1. No me puedo creer que no conocieras esta playa. Todo el que se precie "amante" de la provincia de Huelva tiene su mayor tesoro litoral entre Mazagón y Sanlúcar de Barrameda. Eso sí, para que perdure la belleza de estas playas es necesario mantenerlas así, vírgenes, por mucho que sea incómdo el acceso y que no se encuentre un chiringito en kms. a la redonda. Lo que comparto es la necesidad de habilitar algún servicio público en la bajada.

    No se pueden compartir públicamente rincones "secretos" pero cerquita de ahí hay un par de ellos que son para gozarlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy un enamorado del litoral de Mazagón. Mis mejores vacaciones fueron quince dias que pasé en el camping a principio de septiembre. Esto fue antes de tener churumbeles hace años. Lo de los chiringuitos lo perdono, pero una mijilla de servicios no estaria mal.
      Prefiero el litoral virgen a lleno de pisos. No te preocupes que no me chivaré de esos "rincones"
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ajajaj que buen nombre para la playa.. yo conozco una de esas... que no te apetece irte por lo malo que está el camino de acceso. bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero merece la pena la bajada. Para la próxima vez llevaremos "lo imprescindible".
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Aaaaah, vaaaaale! Ahora lo entiendo tó, eh? Lo del nombrecito de marras sobretó!
    jajajaajajajaaj

    Besos, Naranjito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no hay que ser malpensado. jajaja. Por cierto granaina, ¡como me acuerdo de Almuñecar!.
      Playas distintas pero con su encanto.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Naranjito amigo, entre las Sombras del Grey, la "ofertita" de la Farmacia y el "nombrecito" de la playa, estas poniendo la bodeguita muy pero que muy "subidita de tono".Es broma, 'eh!,un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las calores Tritri, solo las calores.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. killo ke way la playita cuando vamos otra vez?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me acuerdo de ti, anónimo. Pero si te apuntas las vacaciones la cojo el día 12. Y recuerda llevar lo imprescindible. Lo digo por la bajada.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Puies yo iria por la ilusion de no ver a nadie de alcala. Porque yo estoy en rota y solo falta la virgen del Aguila. Para q veas q no siempre estoy en el momento adecuado en el sitio justo. Bessos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En Rota? ¡pero si los alcalareños van a Chipiona!. Bueno, no te preocupes, ya sabes donde es. Cuando quieras te das un garbeo.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Pufff, me cansé sólo de leer sobre la caminata, el subir y bajar el camino de cabras, etc. menos mal que la playa bien lo valía.
    Por aquí no tenemos playas con ese nombre, pero reconozco que es más que original, jajajajaja
    ¡¡Felices vacaciones, Naranjito!!

    Un fuerte abrazo, que no me olvido y cuando puedo, vengo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Liliana, es un placer cada visita que haces a La Bodeguita. La playa merece la pena todo el esfuerzo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me alegra saber que lo pasasteis bien y fresquitos.
    Salu2, Naranjito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dyhego, tela de fresquitos y muy solitos.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Muy naranjito, mi mujer se ha divertido mucho, que le ha gustado la entrada y dice que si de nuevo por ahi, te recomienda que sea entre semana, coje el carro de la compra sin la bolsa y lo utilice para llevar la nevera atada con cuerdas de elastico con gancho. Veras como cambia la cosa. Los chiringuitos para matalascañas. Pues nada, que al final no me enterao de donde viene lo de rompeculos, pero no hace falta que me lo cuentes, me hare la idea que tengo. Un abrazo artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lolo, ya veo que tenéis mucha experiencia tu parienta y tú en como bajar a esta playa. Jejeje.
      Cuenta que la próxima vez será entre semana.
      Un abrazo.

      Eliminar