domingo, 6 de abril de 2014

Los locales



Parece que mi viejo ordenador se ha recuperado de su gastroenteritis, o sea, de un virus de eso que te dicen los médicos. Así que, a ponerme al día y contar batallitas que mis hijos ya están jartitos de aguantarme y me prefieren sentadito y calladito escribiendo que dándoles la lata con mis ocurrencias. Bueno, al grano.

Resulta que hace unos días falleció el último presidente del franquismo y el primero de la democracia. Como comprenderéis me refiero a Don Adolfo Suarez. De pasada recordaré que este señor legalizó el Partido Comunista.  Los que tenemos cierta edad nos acordamos de aquella época y de cómo han cambiado las cosas. Antes casi todo era clandestino, reuniones secretas, conocer cosas nuevas sin que nadie se diera cuenta de lo que hacías, luchar por los derechos, y un largo etc.

Con la incipiente democracia llegaron tiempos de apertura, bueno, con la gente que vino después se mejoró un poco. Había libertad, ya no teníamos que aprender a través del boca a boca, o gracias a publicaciones medio clandestinas que leíamos  a escondida.  Eran tiempos de lucha por la libertad, por el conocimiento, por los derechos y por la innovación. Mi generación vivió unos años inolvidables. Aprendimos montones de cosas, gracias a las cuales estamos hoy con las libertades que tenemos. Poquitas, pero algo es algo. 

Lejos quedaba eso de ir a casa de Tal, o a la cochera de Cual, para aprender lo que tanto nos interesaba. Ya podíamos asistir y entrar en los locales si miedo al qué dirán. Lo que otrora era prohibido, ahora estaba legalizado. Y salieron por doquier. En cualquier barrio había un local, una franquicia o una central. Al principio entrabamos un poquillo asustados, con una jartá de vergüenza. Pero allí estábamos, abanderando la apertura e intentando conocer lo que siempre nos ocultaban los poderes fácticos. 

Así hasta hoy. Y en mi barrio….

Para ver los detalles ampliar la foto que he hecho con mi móvil (aún)


¿Qué fue primero? La sede del PCE o el ¿sexshop? ¿Qué? En tu barrio, pueblo o ciudad ¿no tenéis sede del pecé? Po en mi barrio está al laito del sexchó. Pero con esto de la crisis, cada vez que paso por la puerta me los encuentro cerrados. La sede de un partido de izquierda cerrada y un sexshop también… mal asunto.

¿Dónde estarán los valores de mi generación?.
No se lo digáis a nadie, pero yo nunca entré en los locales del pecé, yo fui autodidacta.



¡¡ Llevátelo a papel !!

6 comentarios:

Dyhego dijo...

¿En qué chiringuito hay más puterío?
Salu2,Naranjito.

Lourdes dijo...

Eso de estar tan juntitos los dos locales tiene su aquel...
-"Huy, perdón, me he equivodado. Yo iba a la sede del PCE... Pero vaya, que ya que estoy aquí..."-.
jajaajajajajaja

Besos, Naranjito!!

manolo dijo...

Así es Naranjito.
Los que vivimo0s la Transición, fue algo Grande vivir esos moments.

manolo

Naranjito dijo...

Pues no sabría que decirte. Ambos siempre los veos cerrados.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Pues anda, que si es al reves: Compañero, tienes bolas chinas, perdón en que estaré pensando.
Un beso.

Naranjito dijo...

Irrepetibles. Un abrazo Manolo.