sábado, 14 de junio de 2014

Una de relajación



Vale, que hace una jartá de tiempo que no tengo La Bodeguita a vuestra entera disposición. Pero no es por mi culpa. Bueno, una mijilla sí que qué es. Es mi culpa por un amamonamiento extremo que circunda últimamente por mi neurona y por una mierda de virus informático que ha hecho añicos al viejo ordenador heredado de mi churumbel mayor. Ya me lo ha arreglao, pero aún sigo recibiendo invitaciones a conocer mujeres de mi edad cerca de Sevilla. ¡Jilpichis! si  yo sigo amamonao, ambobao, atontao, y un montón de aos más, teniendo a mi parienta a mi lao.  ¡Y las de las fotos son de mentira! Mi sufridora  es de verdad. Joé si es de verdad, y vale mucho más que toas esas. 

Sigo. Que el portátil está medio arreglao. Que la salud, bien. Da fe la ilustre compañera médica que años tras años, no se le ocurre otra cosa que hacernos un reconocimiento para ver cómo andamos de triglicéridos, colesterol, ácido úrico,  lo de la columna, el oído, la vista, lo de soplar el cacharrito ese, el electro, el mecánico y un largo etc. ¡Ea! que ya me hice el reconocimiento, el día más adecuado, cuando tenía más curro y una jartá de compañeros a mi cargo. Pero me lo hice. Unas semanas más tarde, uno de mis ilustres y distinguidos y buenagentes y elegantes y sabios y enrollaos de mis numerosos jefes, me dijo: -Quillo, cuando puedas pásate por el servicio médico, ya puedes recoger los resultados. Y un servidor, aprovechando uno de esos momentos de asueto que tenemos en la fábrica (esto último lo digo sin acritud) me dirigí raudo y veloz hasta las instalaciones del servicio médico que, dicho sea de paso, está en el quinto c..ño (pino) de donde suelo prestar mi servicios como persona “imprescindible” dentro de la organización laboral.  ¡Que me quieren mis jefes!

Sacabó el peloteo, ahora al grano. Me presento en las magníficas instalaciones que están a nuestra disposición para las cuestiones de la salud laboral. Había un compañero dentro para una cuestión de tensión arterial (seguramente era Bético) y yo mientras tanto me entretengo, solo un ratito, en leer la documentación que nuestra médica pone a disposición de todos nosotros. Que si el deporte, que si la la pirámide de los alimentos, que si deja de fumar…

¡Ostras! Esto me interesa. Que me he propuesto dejar de fumar. A ver que pone. Interesante, técnicas de relajamiento pa cuando tengas el mono. Esto me lo llevo pa casa y a leerlo tranquilito. 


!sigo sin reflex!


Y lo leí tranquilito. Y sobre todo el punto número siete que transcribo:


Ampliar para seguir las instrucciones.


Po sí, que La Bodeguita está abierta de nuevo. Y si os pasáis por Sevilla estos días y veis a un nota con el culete pegado a suelo, haciendo cosas raras, no penséis malamente. El nota ese es un servidor que tiene el síndrome nicoteril, pero que de aquí al día de la onomástica de mi augusto tocayo y jefe,  dejará de fumar. 

Vale, ahora no, que me voy con mi parienta a dar un garbeo, pero  después me pongo al día y me paso por los blogs de esa jartá de gente que mantiene viva esto de la blogosfera.
¡¡ Llevátelo a papel !!

10 comentarios:

  1. Naranjito:
    ¡Si eso parece más una postura del kamasutra que unos ejercicios para dejar de fumar!
    Tú, por si acaso, los glúteos bien apreta2, jajajajaja.

    Salu2.

    Me alegro de que tu salud sea buena, quillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has dado un idéa con lo de la "postura" y el Kamasutra. Jeje, ¿a que al final consigo dejar de fumar?.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues a mí me parece algo mú complicao de hacer... Con lo fácil que hubiese sido no haber empezao a fumar a eso de los 13-14 años.. jajaajajajajaajaja

    Besos, machote! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que empezé con 21. Hasta pa eso soy raro.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Jajajaja, vaya posturita, lo peor es como te vea tu parienta. Paso por aquí Naranjito para despedirme por las vacaciones, así que un fuerte abrazo, feliz verano y hasta Septiembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lo pases bien y te espero en Septiembre.

      Eliminar
  4. Holaaaaaaaaaa Naranjito!!! Ya extrañaba tus desopilantes escritos. Ni me hables de médicos, me tienen hasta el moño, pufff, eso sí, ninguno me recetó esos ejercicios tan... tan... particulares, jajajajaja

    Yo también estoy remolona, ahora con ínfulas de ponerme al día. A ver si lo logro.

    Besos y cariños, Naranjito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somo dos, querida Liliana, los que tenemos ganas de ponernos al día.
      Un Beso.

      Eliminar