sábado, 13 de febrero de 2016

Azucarillo reflexivo V



<<Todo lo que se come sin necesidad, se roba al estómago de los pobres>>
(Mahatma Gandhi)

Bueno, pues nada, aquí estamos otra vez con una frasecita para reflexionar mientras saboreas un cafelito acompañado de entera con mantequillayjamón  y miras de reojo la contraportada de un conocido periódico deportivo.

A estas alturas ya sabréis quien fue Gandhi, ¿verdad?, él que logro la independencia de la India del Imperio Británico,  pero algunos no se acordarán de detalles curiosos de su vida. Y seguro que tampoco tenéis idea de cuando se le ocurrió el enunciado de hoy. Tranquilo que os refresco e ilustro una mijilla.

Este señor hindú, que tenía to la cara de  Ben Kingsley, de joven se llamaba Mohandas Karamchand, pero Rabindranath Tagore (de este también tengo frases), le otorgó el nombre de Mahatma que, más o menos, quiere decir “alma grande”. Y él nota era, entre otras cosas, abogado y político. Como abogado apenas tuvo    curro porque por lo visto era poco “dinámico”. Más tarde lideró el movimiento nacionalista indio y se le ocurrieron métodos tan novedosos de lucha social como la no violencia,  las huelgas de hambre y rechazaba la lucha armada. Encima era vegetariano, hacía ayuno voluntario y estaba casado, claro. Cuando tenía trece años, sus padres apañaron su matrimonio con Kasturba Makhanji. Tuvieron cuatro hijos, Harilal, Manilal, Ramdas y Devdas. Hay quien sostiene que tuvieron una niña más de nombre Mestoica, pero esto no está suficientemente documentado.

Como con lo de la independencia de la India le estaba dando mucho porsaco a los ingleses, a estos no se les ocurrió otra cosa que detenerlo y encerrarlo, pero no en la cárcel de la capital, no, lo condenaron a dos años de arresto domiciliario en el palacio del Aga Khan. A él, a su parienta y a algunos de sus más íntimos colaboradores.

Ya por aquella época Gandhi llevaba tiempo practicando brahmacharia, que no son asanas de yoga del maestro Swami Sivananda, no, la brahmacharia es ni más ni menos que el celibato duro y puro. ¿He dicho antes que era mu rarito? Consiguió la independencia de la India pero era mu rarito. A la Kasturba no le hacía mucha gracia esto de ni pan, ni agua, ni de , y le resultaba difícil aceptarlo pero nunca le fue infiel. Lo que si hacía de vez en cuando es ponerle ojitos, morritos, arrumacos, palabras cariñosas como “canijo, vente a la cama, que hace frío” o “¿te apetece una ensaladita de mi huerto?” “mira qué libro me he comprado de un autor antiguo que se llama Vatsiaiana, y trae dibujitos y todo”

Pero nada, que el “Almagrande” se hacía el longui y no quería saber nada del tema. Y cuando ya estaba muy jartito le decía eso de “todo lo que se come sin necesidad….





¡¡ Llevátelo a papel !!

12 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Bien dicho y además con arte Naranjito. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Liliana G. dijo...

Leer la historia de los pueblos y sus líderes al estilo Naranjito, es lo más, podría pasarme el día entero haciéndolo, jajajajajaja
¡Fantástico!

Besote, querido amigo.

PD: A propósito, yo estoy tomando un cafecito (como se dice por aquí) con una tarta de manzanas con crema chantillí que ha hecho mi niña :)

Lourdes dijo...

Tu versión de los hechos siempre molará más que la versión oficial si la hubiera. Digo, digo, ¿dónde va a parar?
jajajajajajajaj

Besos, Naranjito!

Dyhego dijo...

Un poco raro sí era el nota ¿eh?
¡Le hubiera venido bien un sobrecito de azúcar en el té!

Airblue dijo...

Raritos hay muchos, Naranjito, no conocía esta historia del señor Gandhi. Los azucarillos son muy ilustrativos y me encanta tu manera de "analizar" sus frases. Podrías escribir un libro ja,ja.
Abrazos desde Madrid.

Inma_Luna dijo...

Que me he tenido que reí contigo y encima que tienes razón jejeje, yo en mi fazebu cuelgo las frasecitas del azucar no soy pesaita ni na jejeje.
Mi post se parece a este un poco ehhh jejejeje.
Besitos

Naranjito dijo...

Gracias Pepe, te contesto un poco tarde pero pero es que estaba liaillo.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Espera Liliana, que ayer me tocó un proverbio chino, y eso si que no tiene desperdicio.
Hoy el café me lo he tomado solo, sin tostá ni ná.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Pero tienes que tener en cuenta que a lo mejor mi versión es la real, ¿que no? ¿tu estas segura?
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Raro y canijo, un cañonazo de puchero con todos sus avios le hubiera sentado muy bien.
Un saludo-

Naranjito dijo...

Airblue, es que esta historia la he descubierto después de mucho investigar por mi "extensa biblioteca".
Un libro no sé, pero tengo para escribir una cuantas de entradas.
Un saludo-

Naranjito dijo...

Pues nada Inma, si me pasas algunas te prometo "investigar" sobre la frase. Seguro que nos sorprenderemos todos.
Un abrazo