jueves, 15 de septiembre de 2016

La motivación del ultramaratoniano



Hace unos días que leí en la presa una noticia de esas que te motivan y te ayudan a vencer las adversidades con las que te golpea la vida y te preparan para superar tus limitaciones.

Es la historia de Ramón León, un visueño afincado en Mairena del Alcor. Esto último ya es una superación en sí misma, pero ya contaré la supuesta rivalidad entre visueños y maireneros.  Resulta que el bueno de Ramón es informático y por su trabajo sedentario, sentía las molestias normales que sufrimos los que no hacemos ningún tipo de ejercicio. Hoy en día, este joven de 38 tacos es uno de los mejores ultramaratonianos que tenemos en España.

Si no sabéis lo que es una ultramaraton os pondré un ejemplo, la Ultra Trail Mont Blanc. Consiste simplemente en correr 166 kilómetros, a 10.000 metros de altura, entre las montañas alpinas que comparten Francia, Italia y Suiza. Se apuntan 7.000 corredores, luego escogen a unos 2.300 y de estos  al final abandonan sobre el 40 % de los inscritos. Se me olvidaba, hay un tope de 46 horas para terminar la carrera.  Es fácil ¿verdad? De día de noche, con frio con calor, con rayos y truenos, con agotamiento, con alucinaciones. Dos días corriendo para superarte y llegar a la meta medio vivo o medio muerto, depende solo de ti mismo y de tu preparación.

Pero lo que me llamó la atención de Ramón no es la dureza de estas pruebas de trail y ultratrail, sino como empezó a participar en este deportes de “locos”.

 Foto del nota rebuscada en interné. 


Para vencer la inactividad que tenía en el trabajo, un buen día decidió empezar a practicar deportes. Lo más socorrido y lo que tenemos más a mano son las carreras populares. Estas carreras, aparte de servir para ejercitar el deporte del atletismo, también son una fiesta para pasar un buen rato con tus amigos. Raro es la semana que no tenemos una. La Panadera en Alcalá, la de Facinas en Cádiz, la del parque Miraflores, la mediamaratón de Los Palacios, la maratón entera, la de cualquier barrio, la Nocturna del Guadalquivir, y un largo etcétera.

Y fue en esta última donde empezó la afición de Ramón por lanzarse al monte y llevarse horas y horas corriendo.

Pues resulta que participando en la Nocturna, cuando le faltaba poco para llegar a la meta, le adelantó un nota vestido de flamenca. Esto le motivó para plantearse otro medio de entrenamiento y proyectar otras actividades. Por lo visto practicó triatlón, una prueba de natación, carrera y bicicleta. Y del triatlón paso a este deporte de montaña en el que es uno de los mejores.   

Y ¿por qué admiro a este visueño/mairenero? Amo a vé. Yo me pongo en su situación.  Me apunto a una carrera nocturna con mis compadres. Estreno las carzonas y la camiseta verde recién comprada en el carrefú con mi dorsal  pagado según me dice el ayuntamiento. Me queda ná pa llegar a la meta más contento que unas pascuas. Entonces me adelanta un gachó vestido de flamenca con su clavel prendío al pelo y los labios pintaos. ¿Qué quieres que te diga Ramón? Lo primero que hago es echarme a llorar,  pirarme a mi casa por calles oscuras para que no me vea nadie o sentarme a la orillita del Guadalquivir y esperar un taxi para ocultar mi vergüenza, o directamente tirarme al rio grande, el Betis de los romanos.


Pero bueno, afortunadamente Ramón no es el Naranjito, él supo sobreponerse y motivarse y sigue corriendo por estos montes de Dios. Yo seguiré haciendo mis ejercicios de barra hasta que el camarero de turno me tire un beso y me guiñe un ojo. A ver si es posible que estrene los botines supinador, pronador o como se le diga a las zapatillas de deporte que me compré en el mercaillo del charcolapava. 



¡¡ Llevátelo a papel !!

14 comentarios:

trianatrinidad dijo...

Naranjito amigo; Pues estate al loro para empezar a correr cualquier día, porque detrás de la barra hay mucho camarero deseando decirte; "Cariño, ¿ entiendes? ".Un abrazo.

Inma_Luna dijo...

Habria que decir desde ya..
Que hay que tener mas moral que Ramon que se ''jarto'' correr para que una '' jitana" le ganara...y encima no escarmienta er miarma...
Besitoss

Inma_Luna dijo...

Habria que decir desde ya..
Que hay que tener mas moral que Ramon que se ''jarto'' correr para que una '' jitana" le ganara...y encima no escarmienta er miarma...
Besitoss

Naranjito dijo...

No te preocupes, ahora me pongo en la calle presto a salir raudo y veloz. Bueno, al final todo queda entre amigos.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Jeje, pues el miarma no veas hasta done ha llegado.
Un beso.

Naranjito dijo...

Como tus comentarios se duplican aprovecho y te comento de nuevo. Me he planteado desde hoy a primeros de año el pensar en salir a correr por el parque. Bueno, que me lo pensaré... no me lo creo ni yo
Otro beso que en España nos damos dos.

Lourdes dijo...

Pues ¿qué quieres que te diga? Yo siempre he dicho que correr es de cobardes, así que... ¿Y no te mola un poquito de zumba? Si lo que quieres es hacer una mijilla de deporte, la zumba mola un puñao.
jajajajajjaaj

Besos!!

Dyhego dijo...

Ahora que lo dices, tengo que retomar mis salidas para andar (nade runin, por favor). Estuve haciéndolo seis meses seguidos y me quedé muy bien, pero luego me déje y me dejé y me dejé... A ver si tomo ejemplo del muchacho del que hablas.
Salu2 andarines, Naranjito.

Naranjito dijo...

Es que si practico zumba me parece que no me voy a concentrar mucho.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

También me he planteado eso de andar, pero de tranqui. No sea que me pase como al visueño y dentro de unos meses acabe en el Himalaya corriendo delante del Yeti.
Un abrazo saludable.

ANNA dijo...

Te dejo mi blog de poesia por si quieres criticar gracias.
Me gusta mucho el tuyo.
http://anna-historias.blogspot.com.es.

Airblue dijo...

No hace falta mortificarse y pegarse esas palizas maratonianas. Tenemos solo un corazón y no hay que agotarlo. Andar sí te lo recomiendo y a paso ligero mejor, con media hora diaria te aseguro que se te queda un cuerpo como el mío, que modestia aparte lo conservo de momento.
Te sigues portando. Un abrazo o dos.

Naranjito dijo...

Gracias Anna, ahora cuando tenga un ratito me paso.
Bienvenida.

Naranjito dijo...

¿Media Hora? A ver: del aparcamiento del curro a mi puesto de trabajo ida y vuelta, más de donde aparco en mi barrio hasta casa ida y vuelta, más lo que ando en el trabajo, ya tengo más de media hora. Pero la pequeña barriguita cervecera sigue igual. Nada, que de aquí a octubre me pongo en serio. ¿O no?
Un abrazo.