viernes, 21 de septiembre de 2012

En el vuelo de regreso



Varios de los que seguís habitualmente estas humildes páginas, me comentáis que algunas de las historias que cuento parecen  sacadas de películas estilo Torrente o que los Morancos son fuente de mi inspiración. Pero lo que ocurre es que la realidad supera, en la mayoría de las veces, a todas estas situaciones absurdas que nos encontramos día a día. Al grano.

Como he comentado en varias ocasiones, mi churumbel el mayor, ha tenido “la suerte” de tener una beca Erasmus y estudiar por La Marche italiana, en Ancona concretamente. Este Septiembre ha pasado unos días por aquellas tierras terminando exámenes, entregando trabajos y varios asuntos estudiantiles. El martes regresó por fin. De Ancona a Bolonia en tren. De Bolonia a Madrid, en avión. De Madrid a Sevilla en autobús. Vamos que solo le quedó darse una vuelta en las barcas que hay en el estanque de la Plaza de España sevillana. Al grano.

Él y su compañero ¿cómodamente? en sus ¿confortables? asientos escuchando la bienvenida del comandante. En perfecto sevillano, tan perfecto que mi hijo dijo una de sus frases favoritas: Ese es de Pino Montano. Vale, después habló en ingles, con acento sevillano, pero en ingles. Hasta aquí todo bien, incluso orgullosos de que un paisano pilotara un aparato de estos. En ese momento, Juanan el compañero de mi hijo le da con el codo y le susurra: El piloto de Pino Montano, pero aquella azafata es de San Diego (barrio vecino al nuestro, al otro lado de la SE30). La auxiliar hecha un lío con las instrucciones para pulsar la tecla correspondiente y que entrara la grabación con en caso de emergencia ….. Entró, entró la grabación y en varios idiomas. Uf que alivio ha dado con el número correcto entre las tres opciones. Ahora toca el turno de que la tripulación se reparta por todas las secciones y continúen con las explicaciones de rigor.

Por la zona de los dos estudiantes tocó, como no podía ser de otra forma, la azafata que momentos antes andaba confundida con los mandos del interfono. Se puso a su altura y, ¡en perfecto sevillano! Empezó a explicar aquello de en el respaldo del asiento tiene ustedes unas etiquetas con las instrucciones de como actuar en caso de emergencia. Y todo ello en perfecto sevillano. Solamente en sevillano. Te lo dije, esta es de San Diego. Los vecinos de asientos, todos italianos, se miraban atontaillos sin entender nada. Al final del parloteo técnico la pregunta del millón: ¿alguien no me ha entendido?, a lo que los italianos levantaron al unísono la mano.  ¿No capito?, bueno, no hay problema, a ver ¿quién de ustedes le puede traducir? ¿Vosotros dos? Vale, pues entonces yo sigo con mi trabajo que tengo que coger el carrito de las ventas.

Mi hijo y su amigo, después de destornillarse en sus “sillones” pensando en lo bien organizados que están los viajes internacionales, tradujeron las palabras. Claro que ellos tienen un par de ventajas, una los meses en la península en forma de bota que es Italia y el haber tenido que hablar permanentemente el él idioma de Berlusconi. Y la otra es la velocidad verbal que gastamos por esta bendita ciudad. Bueno me falta una tercera, la empatía que tienen con todos los becarios o con los trabajadores en prácticas.

Se me olvidaba, ¿con que compañía volaban? Una pista, empieza por RYA y termina por AIR.
¡¡ Llevátelo a papel !!

12 comentarios:

Dyhego dijo...

Naranjito:
¡No me extraña que pongan a los viajeros a trabajar!
¡Qué morro tienen los de esa compañía!
Salu2.

Verdial dijo...

Jajajajaja, verdad que parece sacado de una película de Torrente. Muy bueno, Naranjito.

Un abrazo.

maria eugenia dijo...

jajaja, y la azafata dió parte de su sueldo a tu hijo???

Mos dijo...

Tú lo has dicho, Naranjito: casi siempre la realidad supera a la ficción.
Cuidadín con Ryanair!!

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Mos dijo...

HAs dicho una verdad, Naranjito: La realidad supera a la ficción.

Cuidadín con Ryanair!!!
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

PEPE LASALA dijo...

Pues me ha encantao Naranjito, y me he reído un rato. Gracias amigo. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

impresiones de una tortuga dijo...

Eso sí que es cutre y no lo del cartón del Mercedes.Yo, no me he estrenado todabía en un avión, pero te puedo asegurar que con Ryanair, no pienso hacerlo.
Un abrazo.

Susana Terrados dijo...

Muy bueno, luego dice ese señor (innombrable) presidente de esa compañía que no nombras que: Se le está haciendo mala prensa...ja ja ja
Besotes.

paterfamilias dijo...

Ahora tu hijo y su compañero deberían enviarle una carta al presidente de la compañía aérea irlandesa en la que le exigen el pago de la factura que se acompaña. Por los servicios (de traducción) prestados.

PEDROHUELVA dijo...

amigo mio esta -Rayalapaciencia-. Es la monda, aller llegamos al de Sam Pablo, procedente de Bruselas y le hemos reclamado, la mitad del recorrido. Nos hicieron andar por el aeropuerto sevillano, como dos kilometros hasta entrar bajo techo.
cordiales saludos a los nuevos recuperados para España.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Con Ryanair cualquier día tenemos un problema, menos más que pusieron a tu hijo a traducir y no a pilotar, ¿Te imaginas...? Un saludo.

La gata Roma dijo...

Tu hijo tiene tela de suerte, a mí en mis aviones nunca me toca personal español, el último avió que cogí tenía tela porque era Sevilla Santander, y todos de fuera…
En mi clase de este año hay una holandesa que la pobre no se entera de nada y le hago de intérprete de vez en cuando. Imagino que habrá gente que sacara mejores notas en inglés que yo pero resulta que soy la única con facilidad y poca vergüenza para hablar la parla de Sahckespeare.

Kiss