martes, 13 de noviembre de 2012

Colores



En la entrada anterior comentaba de pasada que tenía que ir al Colores. Para los que sois de Sevilla os habrá resultado un tanto chocante tal atrevimiento por mi parte, pero como la mayoría de mis ilustre visitantes no conocen algunos de los lugares “típicos” de esta bendita ciudad pasaré a explicar brevemente las características de este establecimiento.

Según me cuentan, repito, según me cuentan, dicho local es un lugar donde se acercan muchos hombres a tomarse una copita y admirar la belleza de cincuenta mujeres de todas las nacionalidades, que curiosamente lucen sus esculturales cuerpos, según me dicen, en ropa interior o en ausencia de esta. Incluso me comentan que en la planta de arriba existen habitaciones en las que vete tú a saber que cosas pueden hacer estas féminas. Recordareis que  hace algunos años pillaron al ínclito hijo de una tonadillera sevillana saliendo del local con una cara de tonto, incluso más de la que tiene habitualmente.

Bueno, pues el otro día, un buen amigo me comentó, con un poquito de ironía, que en un local del edificio del mercado de abastos de nuestro barrio iban a abrir un Colores. Me dejó perplejo porque lo primero que se me vino a la cabeza es que era demasiado fuerte poner un lupanar en un barrio y encima en el centro neurálgico del mismo. El atrevimiento de este mundillo llegaba demasiado lejos. Le pregunté a mi amigo donde estaba exactamente para curiosear un poco desde el exterior, repito, desde el exterior.

-¿Te acuerdas de la primera tienda de veinte duros que abrieron cuando nuestros hijos eran pequeños?, Pues justo ahí. Los antiguos dueños no han podido con la competencia venida de oriente y han decidido alquilar el local.

El sábado pasado por la mañana, armado de mi cámara, fui a vichear un poco por la zona, acompañando a  mi esposa   que casualmente tenía que comprar varios “mandaos” en la plaza de abastos. La dejé dentro del mercado y furtivamente conseguí la correspondiente foto del Colores, porque existir, existe, doy fe.


¿Lo veis? Pues sí, es El Colores. Una frutería autoservicio como si fuera un Carrefú cualquiera y encima regentada por chinos. Y digo yo: ¿en qué momento se le ocurrió al director de marketing de la nueva verdulería este nombre? ¿No sabes, mi querido chinorri, lo que es el Colores en Sevilla? ¿Tú sabes, mi querido oriental, el cachondeo que tienen todas las mujeres del barrio cuando dicen eso de me voy al Colores? ¿Pensaste por un momento en que cuando la policía siga con el trabajo de erradicar esta lacra que es el proxenetismo, tu local estará en la lista? Colores, ¿Cómo se te ocurre ponerle este nombre a una frutería?

En fin, yo seguiré comprando en la frutería de mis amigos Juanjo (enganchado al apalabrao) y Rocío; que por lo menos le pusieron un nombre más adecuado: La Repera. Mi mujer, que no es la de la foto, le dirá al frutero eso de "Juanjo pon me un cartón de güevos de los que tu sabes que me gustan". Claro que un servidor, que tampoco soy el del chandal del Sevilla F.C. (¡enseguía!), con la educación que me caracteriza, cuando voy a comprar le digo eso de "Frutera, ¿como tienes las peras hoy?.



¡¡ Llevátelo a papel !!

18 comentarios:

Dyhego dijo...

Naranjito:
¡Como para que se le suban a uno los colores y las calores, jejeje!
Salu2 colora2.

Anónimo dijo...

naranjito!!!!,lo has "bordao"...escribir como escribes tu es tener arte,y lo demás son tonterias!!!! viva tu y la madre que te parió!!! saludos del frutero que tiene los huevos que a tu mujer le gusta,y de la frutera que sabe como tiene las peras,jajajaja. te pagaré invitandote a una cerveza en nuestra niña Antonia. ;-)

maria eugenia dijo...

jajaja, ni idea de lo de Colores.., yo habría imaginado una tienda de juguetes o un local para niños ajajaj.

paterfamilias dijo...

Pues yo tampoco lo sabía (es lo que tiene no vivir en Sevilla).

Por cierto, esa frase de "¿Cómo tienes hoy las peras?" ¿en qué Colores la dices?

MAMÉ VALDÉS dijo...

En la entrada anterior me imaginé algo parecido... que mal pensado soy, un saludo.

manolo dijo...

Yo creo mi querido amigo Naranjito, que ese frutero oriental, sabe más que nosotros, pues sabía la publicidad gratuita que tendría, poniendole ese nombre.

A que ya lo habías pensado?

Saludos, manolo

Y no te cuadres cuando hables conmigo. Tu sabes que soy muy sencillo y campechano. ¿Descanse!

PEDROHUELVA dijo...

Yo esperaba que las 50 chicas extranjera, lucieran sus trajes regionales y no los de Victoria Secren o algo asi.

Gracias por vichear, un verbo en proceso de extinción.

PEPE LASALA dijo...

Jajajaja, muy bueno Naranjito. Eso sí, como dice más arriba Manolo, el oriental se está dando muy buena publicidad. Eso sí, habrá que ver cuando le pregunten qué es lo que vende, de qué forma dice en Español "fruta", pues como pronuncie mal la puede liar. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

trianatrinidad dijo...

Naranjito amigo.Genial y desternillante como siempre.Y el comentario de Pepe Lasala pá enmarcarlo, porque el chino la lia seguro.Un fuerte abrazo.

Naranjito dijo...

Tranquilo Dyhego, al lado del Colores está la Caixa, que ya se encargará de bajarnos los sofocos, digo los colores.
Un saludo verde.

Naranjito dijo...

Tomo nota, frutera. ¿Te parece bien el lunes?, pues no se hable más.
Un beso y un abrazo para mi frutero español de Dos Hermanas.

Naranjito dijo...

Maria Eugenia, para que veas, es una frutería (lo del put.. tambien, según me cuentan)
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Bueno yo vivo en Sevilla y lo sé de oída. Por cierto lo digo en colores afrutados.

Naranjito dijo...

No eres malpensado Mamé, simplemente inteligente.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

No si al final los chinos serán los amos del mundo.
Un saludo, mi oficial.

Naranjito dijo...

A las del Colores no melas imagino vestidas de lagarterana.
Un abrazo, choquero.

Naranjito dijo...

Pepe, esta gente aplenden hablal en clistiano antes que nosotlos nos demos cuenta. ¿Fluta balata dicen? !no saben ná!
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Paco, si ya la lió. ¿es rentable una frutería en un edificio donde hay 20 más?
Un abrazo.