domingo, 1 de septiembre de 2013

¿Adiós vacaciones?

 Tonteria de foto, solo era por adornar la entrada



A un servidor se le han acabado las vacaciones. Parece que fue ayer cuando estábamos en los vestuarios dándonos besos, abrazos y deseándonos… ¿Qué pasa? ¿Qué los tíos no podemos darnos besos? Pues mis compañeros y yo nos besamos. Ojo, solo me beso con contados compañeros, solo con los que tienen los mismos gustos que un servidor. A otros simplemente les digo eso de: Eyy, que pasa, échate pa yá y no te arrimes tanto.

Bueno, que se acabaron. El viernes pensaba llamar al curro para saber el turno en el que me tengo que incorporar, pero mira por donde recibí una llamada y en la pantalla del peazo móvil que he heredado de mi hijo, me aparece “R…. P….” (Donde R es la inicial del compañero adjunto a mi jefe, por lo tanto jefe también y P es la inicial de la empresa donde trabajo). Ojú, ojú, miedo me da contestar, pensé, pero como soy un tío responsable con mis obligaciones laborales ipso facto apreté la pantalla justo donde pone responder.

-Hola Carlos ¿qué tal? ¿Y las vacaciones? ¿Bien? – Mal empezamos la conversación- mira, que descansas el lunes y el martes y te incorporas el miércoles a las siete de la mañana. El sábado sigues en el turno de mañana y el domingo empiezas en el de noche. Ya cuando estés aquí hablaremos de las horas que te debo por trabajar un festivo por la noche. ¿Carlos? ¿Estás ahí?

-Si, R…, si. Es que me has dejado sin palabras. Bueno tío, que nos vemos el miércoles.

En esto llego mi sufridora esposa y se lo conté. 

-¡Cariñito! ¡Cariñito! –la cara de la Rubia era de mal empezamos la conversación- que me vas a tener dos días más a tu lado, aunque el próximo finde me toca trabajar, me acaba de llamar mi jefe.

-¡Dos días más! No sé si lo soportaré. Anda, ve fregando que llevas unas vacaciones sin pegar palo al agua. Piensa en lo afortunado que eres que tienes un trabajo estable. Acuérdate de A... que lleva meses con el ERE de su empresa. Y también de P... que cuando termine el verano se acabó lo de trabajar en el hotel de la playa. O de J... que lleva dos meses sustituyendo en el hospital y ahora se incorporan las enfermeras y ella otra vez a la bolsa de trabajo y a esperar que la llamen. Y que no se te olvide M… que cuando se termine la vendimia a ver que uvas va a coger. No te quejes porque tienes que trabajar los fines de semanas y piensa en la cantidad de conocidos que tenemos que darían lo que fuera por estar en tu situación.

Y el Naranjito fregando los platos. Y pensando en lo que me ha dicho mi mujer y en la razón que tiene (al final los hombres tenemos que darle la razón a las mujeres, solo cuando la tienen ¿vale?).

En fin, que se acabaron las vacaciones y todo vuelve a la normalidad. Y que la normalidad sea que los miles de parados encuentre un trabajo digno y estable. Que la vivienda sea asequible y sin abusos económicos. Que facilitemos la enseñanza para formar a nuestros jóvenes. Que sigamos teniendo una sanidad pública y gratuita. Que nuestros impuestos sirvan para algo y no para pagar a los miles de politicuchos chupópteros. Que nuestros hijos, cuando terminen sus estudios, no tengan que pirarse al extranjero a buscarse un futuro, simplemente vayan de visita, por ejemplo al andamio Eiffel de Paris (pa torre la Giralda, eso sí que es una Torre).

Esperemos que la verdadera normalidad comience  en septiembre.
¡¡ Llevátelo a papel !!

21 comentarios:

paterfamilias dijo...

Así que solo besas a los que piensan como tú, ¿no? Ya me imagino yo unas reuniones de besuqueo entre béticos que pa qué ;-)

¿Y lo bien que lo has pasado?

Mucho ánimo

Lourdes dijo...

Bueno, dos días más antes de empezar... Pues mola tb, no? jejejeje
Ale, ánimo!
Y sí, yo tb tengo un grupo de amigos que se besan entre ellos. Pero claro, se conocen desde que estaban juntos en el parvulario, y han seguido juntos todos estos años, así que...
:)

Besos, Naranjito (aunque a ratos, no piense como tú... ¿O sí? jajajajaajajajaja)

La gata Roma dijo...

No hay nada más bruto que un costalero y no hay hombres que se besuqueen más entre ellos… A mí es que estas cosas no me suenan raras…
Y lo de tu mujer, que te voy a contar, cuando estaba leyendo lo de la llamada estaba ya pensando lo que ella te dijo…
Yo también me siento afortunada por poder volver a la universidad, muchas compañeras no van a poder hacerlo y otras tantas lo harán pero sabiendo que supone un esfuerzo triple para sus casas este año…

Kisses pal Killo y tómate con filosofía el retorno

manolo dijo...

Vaya Naranjito, se ve que echabas de menosla Rutina de la Vida cotidiana, por fin vas a descansar de las Vacaciones.

Bienvenido, manolo

Anónimo dijo...

Pues yo regterso mañana de Sancti Petri( como los ricos), y empiezo la rutina de nuevo a mandar papeles para enmtrar en la bolsa d secreterios judiciales, q como d jueces y fiscales llaman tan poco q no llaman nada, ezxperimentarmos otra via, y otros lares q para eso he pedidi, norte, sur, este y oesta d esta nuestyra piel d toro, ademas d sus correspondientes islas. Lo mismo el proximo año me visitais en leon, o #urgos o Albacete, por poner unos ejemplos. Bueno, besitos a la famili y a ver si llamo a tu sister para ver si sigue viva, ciao

trianatrinidad dijo...

Naranjito amigo:
Pues es verdad lo que dice la Rubia, tiene más razón que un santo, Es lastimoso que la normalidad sea vivir en la eterna tristeza de ver como el empleo cada vez es más precario, los amigos e incluso familiares tienen problemas laborales e incluso están en el paro.Ojala que lo normal algún día sea lo que pides al final de tu entrada. Ah!, por cierto, la Gata lleva toda la razón del Mundo, (tambíen es mujer); a los costaleros les gusta un besuqueo más que una mudá, ¡ y mira que les gusta una mudá!.Besos y abrazos

Dyhego dijo...

Naranjito:
Esperemos que septiembre sea bueno para todos.
Salu2 sevillistas.

PEDROHUELVA dijo...

Lo de la NORMALIDAD, parece una carta a los reyes magos.

PEPE LASALA dijo...

Pues sí Naranjito, se acabaron las vacaciones. Yo acabo de reanudar el blog de la Tertulia, y en el trabajo ya hace días que volví a la normalidad, no sé si por suerte o por desgracia. Me alegra mucho leerte de nuevo amigo. Un abrazo.

Naranjito dijo...

!Que vá! si yo no soy nada besucón. Pero un amigo es un amigo, aunque el pobrecito sea palangana. La amistad está por encima de los colores ¿o no?
Un beso.

Naranjito dijo...

Ya llevo una semana en el curro y hemos dejado los besos para cuando llegue Navidad. Por cierto, ¿no te has dado cuenta que esos amigos que se conocen desde la infancia, cuando llega a la tercera edad se tratan de usted?
Otro beso para ti.

Naranjito dijo...

Tienes toda la razó, !que pesaito son los costaleros!. Lo único que espero es que esta "normalidad" se termine de una vez por todas.
El Quillo te manda un beso con ronroneo.

Naranjito dijo...

Pues si, Manolo, aunque parezca mentira hechaba de menos la rutina. !Hasta tengo mas tiempo libre!.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Es dicicil escribir en un móvil, ¿verdad? ¿O es que estas acostumbrada a los taquígrafos?.
Espero que te de una plaza en un ciudad costera, aunque te encuentres con malayos y esas cosas. Bueno, de camino ya tengo sitio para las próximas vacaciones, porque me invitaras ¿no?.
Un beso.

Naranjito dijo...

La mujeres tienen razón siempre, y si no la tienen se la damos. Puñetera normalidad en la que estamos. ¿y que me dices de los adictos a los pregones? Asistir a un pregón y despues hacer una mudá nos dá para besarnos duarnte horas.
Un beso, ejem.. ejem..

Naranjito dijo...

Incluso para los palanganas.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Lo malo, Choquero, que creo que no serán los de Oriente lo que la solucione.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Gracias Pepe, si vuelves al trabajo es por suerte.
Un abrazo y un beso como buen cofrade que eres.

Amapola Azzul dijo...

Bueno mucho pides tú, pero ojalá se hagan realidad todas tus peticiones.

Un abrazo, bonito blog. Besos.

Naranjito dijo...

Solo pido lo "normal", ahora a conseguir que se hagan realidad.
Gracias por la visita y un abrazo, Amapola

María Eugenia dijo...

Yo creo que hasta octubre no hay nada normal ni rutina. bss