lunes, 23 de septiembre de 2013

Una de sevillanos.



Que los sevillanos somos mu ombliguistas es sabido por todo el mundo menos por los sevillanos. Así tal como suena y que no se me molesten mis paisanos. Pero es una verdad tan grande como la Catedral que tenemos que es la más grande entre todas las catedrales góticas cristianas del mundo. Pero bueno, estamos acostumbrados a ello y lo llevamos relativamente bien. Tan bien, que el 80 % de los vecinos de la Ciudad del Guadalquivir nunca hemos subido a lo más alto de la Giralda, entre otra cosas porque no la han inaugurado hace poco,  entonces hubiéramos hecho cola durante varios días. Otra cosa no, pero una bulla y una cola nos gusta más que comer pescaito frito con las manos o asistir a un pregón de Semana Santa, de Gloria o de lo que sea, totá, los hay durante todo el año.

Presumir, presumimos tela. Todos hemos nacido en plena Triana, juntito a la calle Alfarería o en la otra orilla de río, a lo mejor en la Plaza de los Terceros. Bueno, mi mujer si, ella nació en la calle er Sol, en pleno barrio de San Román, pero en este caso yo tengo pruebas de ello. Mi rubia dice que nació a la sombra de la Giralda. Alargado y fresquito es el perfil de la Turris Fortisima.   

¿Duales?  ¡una jartá!: macarenos o trianeros, Béticos o sevillistas, de botellín o de caña y así un motón de disyuntivas en las que nos enfrascamos continuamente. 

Pero, eso sí, listos pa reventá. Tan listos que nos enteramos antes que nadie cuando empieza el plazo pa conseguir una plaza en la piscina municipal del barrio y hacer natación tres veces por semana o realizar un curso de macramé en el centro cívico. Mi cuñá la Concha se fue anteayer a las cinco de la mañana y consiguió el número cientoventitre pa lo de la piscina. ¡No sabe ná mi cuñá!.

Y de cultura ni te digo, fíjate tú que Blanco White es la última parada del autobús que te lleva al Hospital del Valme, donde hay un colegio mu grande y Pablo de Olavide es el nombre de la otra universidad que tenemos, sí, hombre, si, esa que está camino de Montequinto, justo enfrente del Carrefu y de la ciudad deportiva del Sevilla. Bueno, ¿y que me dices de Joaquín Guichot? , que es el nombre de una calle al lao del ayuntamiento.

Pero cuidaito, cuidaito, lo que el buen sevillano no tolera ni permite es que se metan con su Semana Santa, la mejó de todas las semanas santas. Hace unos días salió en los medios la siguiente noticia:

Y aquí la prueba de tan sacrílego acto:


 Foto rebuscá en el intrné

La foto ha pasado de tuiter en tuiter y de feisbu en feisbu provocando un pequeño revuelo. Bueno, a vé puntualicemos el asunto. De momento de uniforme , a lo sumo el casco con las plumas y el banderín que lleva la trompeta o el cornetín o como se llame el instrumento. Pero resulta que las normas de la banda no permiten estos actos y con objeto de mantener el respeto al uniforme, le han dado un pequeña patadita en el trasero al autor de tan impío acto.

Seguramente, pienso yo como buen sevillano, que er nota, en un momento de postbotellón, quiso ronear con la chica de grandes ojos (he intentado tapárselos pero no se utilizar el fotochó) y le dijo eso de “anda, póntelo”.

Tranquilo chaval, que seguro que en la próxima cabalgata de reyes te permiten vestirte de beduino con la cara pintá de negro y tocar durante todo el recorrido esas composiciones musicales que nos ponen los pelos de punta: Paquito el chocolatero, Que la detengan, Iuro livin e selebreshion, etc., como todo buen componente de Banda de Corneta y Tambores que se precie.









¡¡ Llevátelo a papel !!

16 comentarios:

manolo dijo...

Muy Bueno Naranjito, Muy Bueno.
Yo también Sevillano y .......
Nací En la calle San Luis, Nº 23 o 25 y me Bautizarón en San Gil, delante de la Macarena.
He subido no ya al Campanario de la Giralda, sino mucho mas alto, que entonmces costaba un real (25 céntimos) mas, y era una terraza donde están las azucenas.
Igual costaba un real (25 cétimos) el subir a las torres de la Plaza de Espapña. Que también subí.

Y de Cultura una jartá, para decirte que se de quien es la calle Oriente, es de este Sr. que se llama Luis Montoto, donde había un Puente y no el Puente de los Jardines con la Cerveza.

Naranjito, perdona el rollo, pero tu tiene algo que contagia. y se me ha pegao.

Abrazos, manolo.

Anónimo dijo...

Yo donde si subi una vez fue a la azotea de la facultad de derecho, q si nos llegan a coger!, se hubiera terminado mi carrera juridica antes d empezar. Pero la verdad es q valio la pena, es uno d los edificios emblematicos e inigualables q tiene esta magnifica y unica ciudad. Esta muy bien lo q has escrito. Bss
Todavia no he visto a tu sister

Lourdes dijo...

Debe ser que los sevillanos sois "muy vuestros"... Vamos, una miaja "apretaos". jajajaajajaja
Pero vaya, que esa forma de contarlo, a ti personalmente, te hace único. :)

Besos, Naranjito!!

paterfamilias dijo...

Muy buena entrada.

Yo, que por desgracia cada vez soy menos sevillano, sí he subido a la Giralda (quizá precisamente por eso). Vi que era gratis para los niños y para los nacidos en Sevilla. Y como mi DNI no miente y dice que nací allí, pues eso, a subir rampas.

El poco tiempo que viví en Sevilla fue en Triana (y no lo digo porque todo el mundo quiere ser de allí, sino porque es verdad) ;-)

María Eugenia dijo...

jajaajaj, jolines.. no se puede utilizar el uniforme para determiandas cosas...

PEPE LASALA dijo...

Hoy la has clavao Naranjito. En la dualidad... si me lo permites voy a añadir... de capa o de cola, que eso está muy de moda, jajaja. Respecto a lo de la banda, la verdad es que ha traido guasa la cosa. Un abrazo.

Rosa B.G dijo...

Hola, me he reído jartá de lo bonito que has expresado vuestro "sevillismo", no soy de Andalucía, pero conozco mucha gente de ahí por temas de trabajo, tengo el placer de haberme topado con ellos, lo digo en el buen sentido. Un poco xageraos, muy simpáticos, requetefiesteros, y que siempre andan de ferias, pero realmente vuestro sentido del humor es exquisito.
He llegado a este blog a través de blogs de amigos, y me alegro de haber venido porque creo que habrá mucho e interesante por leer.
Un saludo.
Rosa

Te invito a mi blog, Literatura a vueltas.

Naranjito dijo...

¿Tambien se puede subir a las torres de la Plaza de España? Ahora me entero. Gracias Manolo por la información. Al final me convertiré en un sevillano de pro.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

La Fábrica de Tabacos es el segundo edificio más grande en extensión de España, El primero, el monasterio de El Escorial, pero es más feo, y no tuvo entre sus paredes a Carmen la Cigarrera, ni a los estudiantes que lo pueblan hoy en día. ¿Y que hacíais los futuros letrados y letradas en la azotea?
Un abrazo y yo tampoco veo a mi hermana.

Naranjito dijo...

Nuestros y apretaos como ninguno. Los mejores, !faltaría más!, Eso si, más de uno siempre estaremos enamorados de Granada.
Un besote.

Naranjito dijo...

Trianero y sevillista. Pater, tu eres de pura cepa.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Mi sargento, digo Maria Eugenia, tienes toda la razón.
Un abrazo.

Naranjito dijo...

Otra dualidad que se me olvidó, de cristo o de palio.
Otro abrazo.

Naranjito dijo...

Gracias Rosa por tu visita y bienvenida a La Bodeguita. ¿Me permites una puntualización a tu comentario?
A ver: "sevillismo" es algo relacionado con el Sevilla F.C. que por si no lo sabes es el otro equipo de la ciudad. A lo mejor te refieres a "sevillanismo". Bueno, como eres viguesa te lo perdono. jejejej.
Un abrazo y me paso a leerte.

paterfamilias dijo...

Puntualización a la puntualización: el Sevilla es el equipo de la ciudad (por eso lleva su nombre) y el otro equipo de la ciudad es ... el que tiene el nombre de una calle

Naranjito dijo...

Pater, lo dicho anteriormente: Tu eres sevillano, sevillano. !que buenos piques!