martes, 9 de diciembre de 2014

De solidaridad anónima, retuiteos y resultados



“La que hemos liado”. Así, simple directo y al grano como a mí me gustan algunas cosas, recibo un mensaje en él guasa referente a la entrada anterior. ¿Quién me lo manda? pues unos de los protagonistas de la susodicha  historia.  ¿A que ya la he jodido? me pregunto mientras me tiemblan las canillas. Acompañando al escueto mensaje, unos enlaces a foros de discusión del feisbu, el tuiter, y otras cosas raras de esas, a nivel nacional. Tela marinera de la buena, que diría mi padre. Pues sí, la que hemos liado.

A ver si lo aclaro una mijilla. Publiqué la entrada, la de la Solidaridad Anónima, con permiso de mi amigo J. (esta vez la intimidad y el anonimato es importante). Él, fiel seguidor “anónimo” de esta su Bodeguita, la enlazó en su página del feisbu. Y un amigo suyo, y un amigo de un amigo suyo, y una amiga de un amigo de un amigo suyo, y, así hasta más de ochocientos enlaces. Y ahora a mirar las estadísticas del blog. Tres días tardé en bichear en los registros por miedo al resultado. ¡Más de 20.000 visitas! ¡Joé la que hemos liado! ¿Y comentarios? Pufff, tela marinera (de la buena).

En la plaza de abastos del barrio, mientras aguardo en la cola de la pescadería a que me toque el turno para comprar los mandaos que mi augusta esposa me ha encargado,  escucho a las vecinas hablar de la entrada. Po mu bien, que lo recoja el ayuntamiento, que ese pobre hombre lleva muchos años tirado en la calle. ¡Y la mierda que siempre tenía alrededor! Desde luego, y con el frío que está empezando a hacer. Yo, lógicamente más callado que una meretriz, asisto en silencio y temblando. Si, temblando porque no me imagina la que habíamos liado.Y lo que son las redes sociales, me han parado por la calle gente que no conozco y me han dicho que han leido la entrada. ¿Como me habran reconocido?.De mi amigo J ni hablo, pero todo el mundo ha reconocido su iniciativa anónima.


¿La intención de la entrada anterior? Simple, dar a conocer una iniciativa de una buena persona, como muchas de las que nos cruzamos por la calle y no sabemos que tienen un peaso de corazón. Simple, porque en la simpleza de los gestos está la grandeza del ser humano. Simple, porque cuando te dan, metafóricamente, una patada en tus partes dolientes (aquí cada cual que piense cuáles son sus partes dolientes), al menos por cinco minutos te hacen reflexionar.

¿Cómo ha terminado esta historia? Después de las más de 20.000 visitas, de los más de 800 retuiteos o refeisbueos, de que algún que otro medio de comunicación se haga hecho eco del tema, este buen señor, él del cruce de la avenida de las Casillas con la ronda Supernorte, no está. Se lo ha llevado el Ayuntamiento, la Diputación, la Junta de Andalucía, el Gobierno de la  España del Rey Nuestro Señor, o vete a saber tú quién lo ha recogido. Solo espero que sepan cuidarlo y darle lo que necesita.

Otra cosa, el refugio-tiendadecampaña-hogar, según me dijo una persona del bar de enfrente, se lo llevó nuestra policía municipal. Espero que para reutilizarlo en casos similares.  

Para finalizar, ¿cuánto tiempo ha transcurrido desde que este mamarracho publicó la entrada y “acogieron” a este señor indigente? ¡Tres días! Cuando se quiere, las cosas se hacen bien.

Foto hecha el sábado (con el móvil)

¡¡ Llevátelo a papel !!

16 comentarios:

  1. Esperemos que ese señor esté es un lugar más cómodo y pueda valerse por sí mismo.
    Salu2, Naranjito.
    ¡Enhorabuena por tu iniciativa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dyhego, la "iniciativa" se me fue un poco de las manos. Pero al final valió la pena.
      Un abrazo y gracias otra vez.

      Eliminar
  2. Y con él desapareció el buga azul tan chulo que tenía aparcado en la calle del Cortijo...
    ¿Qué curioso, yo que tengo otro blog y nadie me visita? Uhmm...Es igual, tampoco hay necesidad
    Me alegro por él, el frío de (la) esa calle en estos meses dejaría en evidencia a la política social gubernamental...si llegara a fenecer. Posiblemente.
    Un hombre no es un gato callejero, aunque la solidaridad de sus vecinos lo mantengan.(Estoy seguro que en algún momento si hubiera seguido ahí, alguien lo hubiera recogido algunos días. Sé como es ese barrio y no sería nada raro) Una persona requiere, sea quien sea, unas condiciones mínimas para que al recibir un cuidado pueda sobrellevar dignamente su carencia. Carencias muchas veces absolutas.
    Recordando un pasaje de un viejo libro de ensayo, donde para argumentar su contradictoria veracidad, se viste siempre de hechos palpables, en resumen ponía que cuanto más grandes son las ciudades y las diferencias sociales se incrementan se corre el riesgo de encontrarnos recogiendo las migajas de esas mesas de ricos opulentos por estos otros, afortunados hijos de la miseria que hemos llegado a alcanzar y de la cual nunca ha descabalgado la sociedad. Cuánto mayor es la diferencia entre ambas, más posibilidades hay de encontrarnos con los substratos que contradicen tanta doctrina que trina en los pasillos de la jerarquías, incluidas la religiosas con independencia de su origen. Algo que se relata, de los pocos pasajes ciertos, con antigüedad superior a los dos milenios.
    Unos tanto, otros tan poco y otros, incluso, nada.
    ¿Qué nos diferencia, entonces, del reino animal y de su naturaleza determinista? Sólo en que este género se inventó D/dioses para engañar a los hambrientos, ofreciéndoles como consuelo inexistencias que les evitaran autoaniquilarse.
    Incongruente.
    Saludos :|

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado anónimo: ¿que tu tienes un blog y nadie te lee? ¿y escribes esntradas como este comentario? Pues ya estas tardando en decir cual es. Me tendras como seguidor seguro. Y a ver si me puedes explicar en que momento el ser humano se volvió tan complejo, con lo simple y fácil que es hacer las cosas bien.
      Un estrechón de manos y un saludo afectuoso.

      Eliminar
  3. El problema es que no siempre se hacen bien las cosas. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que no sabemos como acertar para hacerlo bien.
      Un saludo, Maria Eugenia.

      Eliminar
  4. Q susto yo pensé q le había pasado algo, menos mal q ha sido x otra buena causa el q no esté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues al día de hoy nadie sabe nada. Esperemos que esté bien.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias Laura, esperemos que tenga un final feliz.

      Eliminar
  6. Lo vuelvo a repetir porque veo que mi comentario se acaba de ir al ciberespacio más profundo. :)

    Decía que está bien eso de que las redes sociales tb sirvan para "hacer el bien" de vez en cuando. Que eso nos lo deberíamos plantear siempre siempre.
    Y que ole tú, que fuiste trending topic de los buenos. jejejeje

    Besos, Naranjito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ciberespacio es lo que tiene.
      La verdad es que me asusté con la repercusión pero me duró solo una mijilla.jejeje.
      Bueno, las redes solciales sirven para muchas cosas, en este caso, y sin querer, han servido para ayudar a uno de los muchos indigentes (esta palabra no me gusta) que tenemos en nuestras calles.
      Un besote, granaina.

      Eliminar
  7. A este buen hombre se lo llevo una ambulancia hace unos diez dias,..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, por fin sale la verdad.
      Resuelto, aunque por un lado me alegro, por otro no
      Saludos :/

      Eliminar
    2. Esperemos que el final sea feliz.
      Gracias

      Eliminar
  8. Un saludo desde Tomara que tuviera, blog que tengo casi abandonado, unas veces por falta de tiempo y otras por falta de ganas, espero algún día recuperar la magia de la blogosfera, un gran saludo desde Chipiona.

    ResponderEliminar