sábado, 7 de noviembre de 2015

Emulsión templada de óvulo de gallinácea, dorado en zumo de aceituna



No hay blog que se precie, ni bloguero de éxito con muchos comentarios, que no hable de dos temas importantísimos: la moda y la cocina.

El tema de la moda lo dejaré para cuando renueve mi fondo de armario, ya que mi empresa en estos días tiene previsto facilitarnos los uniformes de invierno. Ya contaré, pero sobre la alta cocina… sobre  eso sí, que pa  eso soy un experto, todo un sibarita y todo un supermasterchef.

Hoy quiero deleitaros con la receta y la elaboración de:

Emulsión templada de óvulo de gallinácea, dorado en zumo de aceituna, acompañada de allium con un suave toque de ácido acético rebajado.

Me pongo manos a la obra, pero como no me acuerdo de las cantidades exactas y de cómo mezclar los ingredientes, tiro de lo más socorrido en estos casos: los mayores. Mi madre, que fue quien me enseñó, desgraciadamente no está entre nosotros, pero su hermana mayor sí. Mi yaya Monte. Monte porque es  de Cazalla de la Sierra, donde la Virgen del Monte es la patrona de este fantástico pueblo de la Sierra Norte sevillana, y yaya, por los muchos años que pasó en tierras catalanas.

(Transcripción literal de la conversación mantenida a través del teléfono fijo. Es que mi yaya tiene 95 años y eso de los móviles, como que no.)

-Yaya, ¿tú te acuerdas como hacía mi madre la emulsión templada de…?

-¿Que si me acuerdo? ¡Pero si yo le enseñé! Y precisamente ayer la hice. Anda, toma nota.

Prepara un huevo frito; medio bollo más bien durito, con su migajón y todo; uno o dos ajos de los buenos, no compres de esos de los chinos; vinagre un chorreoncito, si te queda flojo le hechas más, si te pasas, te aguantas. Y no se te olvide  un vaso de agua. 

Y ahora coges una sartén y pon a calentar aceite. Cuando esté caliente hechas el huevo y lo fríes. Después coges el pan, los ajos, el vinagre, el agua y lo pones en la túrmix. Echa también el huevo con todo el aceite. Y a triturarlo todo. No lo dejes muy líquido, déjalo un poquito espeso que está más rico. Te lo puedes tomar templaito o frio, como tú quieras. Y deja de decir tonterías, esto es un gazpacho de invierno de toda la vida, de los que comían la gente del campo cuando no había otra cosa y te da fuerza para todo el día.

Pues sí, un gazpacho de invierno y aquí está el reportaje fotográfico.


Todos los ingredientes menos el vaso de agua



Sugerencia de presentación y degustación


Se me olvidaba: ¿tiempo de preparación? Menos de lo que se tarda en leer esta entrada.

¡Buen provecho!   

Sugerencias y trucos:

Si no sabes utilizar la termomi, ni se te ocurra usarla. La varoma, el maromo, el turbo, ojú que lío y que bronca.

No te pases con el ajo, sobre todo si luego te vas a currar. Que tardecita más larga he pasao.

Y por último, cómetelo en un cuenco de la Cartuja, de los clásicos. En los del Ikea, no sé, parece que no sabe igual.


¡¡ Llevátelo a papel !!

15 comentarios:

manolo dijo...

Mira Naranjito, no se hacérmelo o esperar algunos comentarios mas, para ver que dicen sobre esta idea de Cocina tuya.
Yo no conocía esta receta de gazpacho de invierno.
Ya te diré algo.. Desde luego algo siempre agradable, como tu merece,
Lo del ajo me gusta y mucho.
TIENE QUE ESTAR BUENO.

manolo
.

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo no lo veo. Pero me como a tu yaya Monte, que tiene mucha más sustancia. Un abrazo, mi infatigable caballero.

Naranjito dijo...

Amigo Manolo, ¿con tus años de experiencia no has probado el gazpacho de invierno? ¡no me lo puedo creer! Es una receta que tiene muchas variantes, pero esta es la mejó, me lo ha dicho mi yaya. Y que no se enteren los jilip.. de la OMS a ver si la prohíben.
Un abrazo u que te aproveche.

Naranjito dijo...

Alteza, vos sabéis que nuestros mayores tienen esa sustancia tan especial que da la vida y los años de experiencia. Decidle a vuestros lacayos que os lo prepare para las frías noches de invierno que se avecinan. Si pasarse con el ajo porque de la tardesita que pasé no quiero ni acordarme.
Una reverencia como siempre, Alteza.

Naranjito dijo...

Por cierto Alteza, tu que eres una experta nutricionista, aparte de escritora de buenos libros, investiga sobre el gazpacho de invierno. Que digo yo que, de vez en cuando, un platito de estos no sienta mal ¿no?
Otra reverencia

paterfamilias dijo...

Pues me parece a mi que un día de estos voy a preparar el gazpacho de la yaya Monte (que no Montse)

Inma_Luna dijo...

Bueno te vi comentando en otro blog, y al saber que eres sevillano dije ole yo tambien sevillana.
Y al llegar y ver tanta razon, digo pues si no te molesta me quedo de seguidora.
Un saludo

Naranjito dijo...

Pater, de Montse nada de nada, Monte como la que dicen que canta sevillanas, que tambien es de Cazalla. Aprovecha que sale baratito y hazte un lebrillo grande, veras como tu prole te lo agradecen.
Un abrazo

Naranjito dijo...

¿Molestarme? al revés, agradecido. Aquí tienes tu Bodeguita para pasar un rato entretenido. Bienvenida Inma y pásate cuando quieras.
Un saludo.

Airblue dijo...

Desde luego Naranjito cuánta razón tienes... cuánto cocinero haciendo cocina de autor, que te quedas con un hambre canina además de dejarte la cartera con anemia, hay por esos mundos de las sartenes. Ja,ja,ja,ja, las cosas más sencillas son las más ricas.
Me ha gustado el nombre del plato, alguno te lo copiará por ahí, ya verás. Ja,ja,ja,
Y Manolo dice que no lo ha probado, no me lo creo.
Un abrazo Carlos, me gusta tu nombre.

Naranjito dijo...

Airblue: Esto lo coge un un cocinero de esos modernos, lo pone en un pequeño cuenco exagonal, lo adorna con una hojita de jazmín y una pajita de esas de los batidos y te cobra 50 pavos por plato. ¿que no?.
Y el bueno de Manolo no lo habrá probado por que es sevillano sevillano, yo es que nací en la Sierra Norte y le tengo una pequeña ventaja, jejej.
Un abrazo, a mi también me gusta el tuyo. (todavía le sigo dando vuelta a los barrios de Sevilla)

trianatrinidad dijo...

!Ole , Un huevo frito migao con pan deconstruido!.
Esto no lo mejora ni el Ferrán Adría ese.Por cierto Naranjito, mi próxima entrada esta dedicado a los "cocinillas" como tú.Un abrazo, amigo.

Naranjito dijo...

¿Un huevo frito migao con pan? ¡De eso nada! Esta receta es el resultado de muchas horas de investigación y dedicación a la mezcla de texturas y sabores, ¡vamos hombre! ¿cocinilla? de eso nada investigación profesional, incluso me cargué la batidora que ya estaba diciendo cámbiame. De la bronca de mi señora mejor no hablo,todavía le dura el mosqueo.
Un abrazo.

Lourdes dijo...

Gazpacho de invierno... La primera vez en mi vida que escucho (y veo) algo así. Desde luego, contigo es un no parar, eh? Siempre aprendiendo cosicas nuevas...
jaajajajajaaja

Un beso grande, Naranjito!!

Naranjito dijo...

Pues ahora ando investigando sobre el rebujito de invierno. Mi parienta anda mosqueada pendiente de lo que me cargo con el experimento. Creo que dejaré el rebujito como siempre, pa qué me voy a meter en líos.
Un besote.