lunes, 12 de julio de 2010

Te lo dije



Te lo dije, ganaríamos. Disfrutamos y sufrimos como se sufren los triunfos. Pero quién de verdad ganó fuiste tú. Yo lo llamo el triunfo del hombre tranquilo (por fuera). Es un triunfo de una generación que sufrió años de luchas, años de estar callados, años de te no conformarse con lo poco que conseguían, años de lucha diaria por sacar adelante una vida, una familia, años de ver fútbol en casa de tu compadre que tenía televisor.
A tu generación le debíamos un triunfo de verdad. Un triunfo de hijos y nietos. Un Campeonato del Mundo. Pero lo mejor está por venir. Miles de chavales se miran en este equipo. En lo futbolistico tenemos futuro.
Y se lo debemos a gente como tú. Fíjate en el seleccionador, D. Vicente del Bosque, el hombre tranquilo, trabajador, sereno, que no quiere protagonismo, callado. Pero un trabajador que, con su actitud y su aptitud, ha callado muchas bocas.
Lo dicho papá, la primera estrella del escudo se la merece tu generación, las próximas serán nuestras, seguro.

P.D. y ahora te hago una pregunta: ¿Si hemos ganados por qué estamos llorando? ¡¡ Llevátelo a papel !!

3 comentarios:

impresiones de una tortuga dijo...

Porque se llora de emoción, de satisfacción, porque durante mucho tiempo se concentra la energía dentro del alma y en un momento de euforia se desata el sentimiento.¡Vaya por tu padre la Victoria!. Saludos.

Dama dijo...

Porque el portero le da un beso a la novia, el entrenador recibe a su hijo, España entera se siente orgullosa de sentir la misma bandera, lan reina recibe a Puyol en toalla y porque me acuerdo de Malta, y de Gordillo y de la de veces que hemos hecho el ridículo.

El Naranjito dijo...

Tortuguita: !que lágrimas mas dulces, verdad?
Dama: Por todo eso y porque nos lo merecemos.