viernes, 10 de junio de 2011

El coche exclusivo



Mi primer coche fue un Simca 1000. Ya era viejo (el coche, que yo era un chavalín con dieciocho añitos recién cumplidos), cuando mi padre me permitía cogerlo de vez en cuando para ir soltándome en esto de la conducción “responsable”.  Era rojo, como el de la foto, pero tenía la particularidad del color del capó. Después de un pequeño percance sin importancia que sufrió mi padre, tuvo que cambiarlo y le puso uno de color crema. Yo decía que era un coche exclusivo, único, personificado, no había otro igual. Encima tenía matricula de Valencia. ¿Cuántos había en Sevilla con estas características?. Lo dicho un coche exclusivo.

El viejo coche nunca me dejó tirado. Un pinchazo de vez en cuando, cambios de batería, algún que otro manguito de refrigeración, bujías y platinos de encendido y poco más (¿dónde estarán los buenos desguaces  antiguos?). Gracias a estas pequeñas averías aprendí un poco de mecánica. De chapa estaba muy cortito, tan cortito que a una buena amiga se le clavó el tacón de su zapato de fiesta en el suelo de la parte de atrás y le costó la misma vida sacarlo. Mi padre me cortó el rollo y reforzó con unas planchas de chapa todo el fondo. Aún recuerdo la risa nerviosa diciendo aquello de espera que no puedo salir del coche. Las puertas de atrás solo se abrían desde fuera, como la de los coches de policía. Si les quitabas el seguro y cogías una curva un poco más rápido de la cuenta, se abrían por arte de magia.  Eran otros tiempos y otras carreteras.  Un pequeño tuneado más,  el asiento del conductor. Se le jubilaron los muelles y mi augusto padre consiguió un asiento de un modelo más moderno y encima requinable. ¿He dicho algo sobre los desguaces antiguos?, ¡ah sí, que ya no quedan!

Suelo “atrapazapatosdetacón”, puertas que se abren solo desde fuera, asiento del conductor requinable… no seáis mal pensados. Seguro que estáis recordando la canción de Los Inhumanos, aquella que decía algo así como: ¡qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000, en un Simca 1000! Si me prometéis que no se lo contáis a nadie os diré que era igual de fácil o difícil que hacerlo en un Seat 127, un Supermirafiori o en un Dyane 6. Dependía de los dos, es decir: de tu pareja que es la que manda. 

Bueno, po al grano. Que tenía un coche exclusivo y único. Rojo, con el capó casi blanco. No había otro igual. Solo yo era el afortunado conductor.

-Oye, anoche te busqué por La Recua y no te vi, y el coche de tu novio estaba en los aparcamientos.
-Niña, el viernes por la noche estabais en la calle Betis, que aparcamos detrás del coche de tu novio, a ver si quedamos los cuatro.
-¿Qué? El sábado en la feria de Alcalá, que bien te lo montas. Cuando entramos vimos el coche de tu novio aparcado junto a la portada.
-Vecina, ¿cómo fue el partido? ¡Anda que no estaba bien aparcado el coche de tu novio! ¡Junto a la entrada de gol sur!

Venga, conductor de un coche exclusivo, dales explicaciones a tu novia, dile, y sobre todo convéncela, de que no estuviste con tu amigo “Güisqui” en la discoteca de moda de la época;  convéncela de que no podías estar en la calle Betis de noche porque te fuiste a casa cuando la dejaste a ella; convéncela de que la feria de Alcalá solo la pisas acompañado de ella; convéncela que el domingo por la tarde estabas estudiando y al equipo de tus amores solo lo escuchaste por la radio. Y al final haber como la convences de que tu novio no tiene un coche exclusivo.
Las cosas de la edad y de aquellos maravillosos años.

P.D. Mi segundo coche fue un Renault 5, de color blanco, del montón. 
¡¡ Llevátelo a papel !!

20 comentarios:

Liliana G. dijo...

Todo lo "exclusivo" es un arma de doble filo, Naranjito, claro que averiguarlo por uno mismo tiene sus desventajas. Jajajajaja
Pero... ¡quién te quita lo bailado!

Estas historias tuyas son geniales.

Un beso grande (estándard)

Dyhego dijo...

NARANJITO:
Iba a cantar la canción del Simca 1000 pero como te has adelantado, cantaré la del Cadillac de Loquillo, que me gusta más.
"Y ahora estoy aquí sentado, en un viejo Cadillac segunda mano, en la ladera del Tibidabo, etc, etc..."
Salu2.

Susana Terrados dijo...

Je je..ay, naranjito: el coche de mi primer novio (bueno de sus padres pues eramos muy jovencitos), era un simca 1000 azul clarito y...corroboro todo lo que has dicho...ja ja ja
Es que en aquellas épocas había pocos modelos, pero servían, vaya que srvían...para viajar, mal pensado.
Besotes.

La abuela frescotona dijo...

NARANJITO QUE SON TODOS IGUALES UDS. LOS HOMBRES, MIS HIJOS, DOS VARONES, ME ALECCIONABAN PARA QUE LOS APOYARA EN SUS PICARDIAS, Y LAS NOVIAS FELICES.
BUENO UNO ES MADRE, ANTES QUE SUEGRA JAJAJA
SALUDOS AMIGO MIO

Anónimo dijo...

Yo no tengo coche ni tendré, ni tengo carné ni se conducir, menos más a mi mujer que es la conductora, nunca podré escribir sobre mi primer coche, al menos tu si puedes....

Tengo problemas para poner comentarios, un saludo desde Tomara que tu viera... Mamé Valdés.

El Naranjito dijo...

Querida Liliana: que Nos quiten lo bailao, a mi sufridora esposa y a este Tu seguidor. De los "errores" de juventud se aprende.
Un beso para vos (de talla XL)

El Naranjito dijo...

!Que suerte Dyhego! tu en un Cadillac y yo en un Simca 1000. Bueno, los asientos de atras siguen siendo los asientos de atras.
Un abrazo y saludos a D. José María Sanz más conocido por Loquillo.

El Naranjito dijo...

Querida Susana: que buenos viajes hemos hechos en en Simca 1000, ¿verdad? Bueno tu en uno celestito y yo en uno colorao (exclusivo pero colorao).
Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Abuela, la complicidad de las madres con sus hijos varones es algo especial, ¿A que sí?
Un abrazo para tí y toda la bendita tierra Argentina.

El Naranjito dijo...

Que suerte tienes Mamé que tu parienta conduzca, mi santa esposa nunca ha querido ni carnet ni conducir, lo que me corta un "poquito" a la hora de nuestras escasas salidas.
No te preocupes por los comentarios, yo me acuerdo de los antepasados del blogger casi todos los días.
Grácias Gaditano.

Dyhego dijo...

NARANJITO:
¡Ya hubiera querido yo en un Cadillac, de primera o de segunda mano, jejeje!
Salu2 y cuando me encuentre con Loquillo le paso tus saldos, jejeje.

maria eugenia dijo...

ajajajaj me apunto a lo del cadillac ajajaj

El Naranjito dijo...

Maria Eugenia, en el Cadillac es más fashion ¿no?
Un saludo.

El Naranjito dijo...

Dyhego, cuando veas a Loquillo preguntale por qué necesitaba un camión para ser feliz.
Un saludo.

Calleferia dijo...

Desde luego. . . desde luego no sabes lo viejo que me haces con lo de la Recua.

Un abrazo

impresiones de una tortuga dijo...

Eres ÚNICO para contar las cosas más simples del mundo.
Disfruto mucho leyéndote.
Un abrazo.

Valentina Estudia dijo...

que recuerdos me han traido el sinca 1000 de tú padre,pero no recordaba el capó blanco.¡¡¡QUE ARTE TIENES!!!.
Mi tio Carmelo el sinca 1000,mi tio Florencio un dos caballo que no cogia,mi padrino un R6......¡que tiemposss!.

El Naranjito dijo...

Calleferia y ¿que me dices de la música "antigua"?, igualita que la de hoy: chunta chunta chunta.

El Naranjito dijo...

Grácias Tortuga, el secreto está en disfrutar y pasartelo bien, que para problemas ya tenemos la vida cotidiana.

El Naranjito dijo...

Querida prima: tela la colección de "clásicos" que tenía la familia. ¿te acuerdas del seiscientos de Anita?
Un beso.