sábado, 12 de octubre de 2013

Obsolescencia y II (espero)



Ya no vuelvo a hablar más de la obsolescencia de las narices, entre otras cosas porque es verdad y la estoy sufriendo repetidamente durante los últimos días. Resulta, que como hoy es 12 de Octubre, y entre otras cosas aparte de que Rodrigo de Triana dijo aquello de ¡tierra a la vistaaaa!,  hace años (pocos) que mi añorada madre me trajo al mundo, a mi hija no se le ocurre otra cosa que proponerme:

-Papá, como mañana es tu cumple ¿por qué no nos invitas a un “macmenú”?

Y si mi princesa me pide algo, a mí me falta tiempo para dárselo (eso no se lo cree ni ella).

Y mira por donde, hace unas semanas, inauguraron cerquita de casa un restaurante yanqui de esos de comida rápida y baja en colesterol. Si la próxima vez que vaya me invitan a algo a lo mejor digo que se trata del McDo... nosequé.

Está en un descampado a las afueras y no, no salió de la nada. Tardaron unas semanas en hacerlo y un servidor fue testigo de las obras. Encima es de estos que te puedes meter con el coche y, sin bajarte, hacer tu pedido y recogerlo por otra ventana, previo pago del importe, lógicamente. Por cierto, 24 horas al día, como en mi curro.

Yo, dándomela de moderno, me dije: Mira por donde voy a probar cómo es eso de comprar si tener que guardar cola y aguantar a niños correosos esperando el muñequito de las narices.

Así que después de llegar de trabajar, a las 23:23 horas, me encaminé al solar del  futuro Parque Empresarial Ciudad de la Imagen que está en El Higuerón (de higuera nada, higuerón del bueno). Bajo mi ventanilla, hago el pedido, dos no sé qué, un de eso, un de lo otro y cuatro macnosequé edición verano.  Subo el cristal y escucho: Crack. ¡Ostras! Me an pegao una pedrá. Nada de eso, el sistema automático de subir y bajar la ventana de mi lado hizo: ¡obsolescencia programada para fastidiarte, Naranjito! A diez centímetros del borde superior se quedó la puñetera ventanilla.

Y allí estaba el Naranjito. Abriendo la puerta (no es necesario que se baje, caballero), pagando el importe (¿cuánto me va a costar la obsolescencia de las narices?), pensando en que en Sevilla hay más de 700 bares y he tenido que venir a este, y pirándome para casa, con las bolsas de papel para mis churumbeles y mi sufridora. Y pensando a ver como arreglo el cristal a las 12 y media de la noche (no fue llegar y pegar, estuve más de media hora en la cola. ¿Tanta gente sale de marcha a esas horas?).

De regreso a casa, después de dar tres o cuatro vueltas para aparcar como mandan los cánones, conseguí subir el cristal y dejarlo anclado. ¡Me cag... en toa la obsolescencia! 

Por cierto el macnosequé edición verano estaba taco de bueno. Y frio. Casi tan frio como el interior del coche esta mañana cuando he ido a darle una vuelta.

Prometo no volver a hablar del invento ese de los fabricantes. Puñetera obsolescencia.

Como llueva este finde ....


¡¡ Llevátelo a papel !!

8 comentarios:

Lourdes dijo...

Definitivamente, esto es una "conspiración". jajajaajaja
Y no te preocupes, que en Sevilla aún no toca que llueva. :)

Besos, Naranjito. Feliz finde y feliz cumple tb!!

:|´ dijo...

Tómalo con filosofía y si nos lo cuentas ya estás repartiendo el mal trago pasado. La hamburguesa fría, tal vez...Pero lo felices que los hiciste a todos no tiene precio.
En la importancia del hecho y lo pasado es donde se encuentra la madurez de una buena persona, y un gran padre y mucho más.
Supo bien finalmente?
Que quede como mera anécdota y que se repita la próxima vez juntos, para que esa siguiente no ocurra nada de eso y os podáis tomar a gusto la hamburguesa.
Ése es el valor de tu persona
A mandar...

Rayén dijo...

Tienes un blog muy interesante.
Muchos saludos.

Naranjito dijo...

Gracias Lourditas, le tengo que mandar un correo a Iker Jimenez a ver que me cuenta.
Un beso.

Naranjito dijo...

Muchas gracias pero te puedo asegurar que para la próxima los invito a serranitos, o incluso a un kebá.
Gracias de nuevo por los inmerecidos elogios.

Naranjito dijo...

Gracias por la visita y el comentario, pasate cuando quieras, aqui tienes tu Bodeguita.
Un saludo

María Eugenia dijo...

Julián es Ingeniero Informático, y se quedó en paro hace un año más o menos. Asique este verano se ha preparado un curso de Java (un lenguaje de programación), es caro el exámen, asique no había muchas oportunidades, hoy se ha ido a Caravaca de la Cruz (Murcia) como a una hora y media de aquí, y ha hecho el exámen.. y ha sacado un 96% es decir que ha fallado unas 2 preguntas ajajaj. A ver si le sirve para curriculum...

Naranjito dijo...

Julián es un fenómeno, espero que le sirva.
Un abrazo Mamáaraña.