jueves, 4 de febrero de 2021

Geolocalización, si o no

 

Pues nada, que resulta que estaba el otro día hablando con una pareja amiga, dos metros separados, sobre el nombre de su hija, Jimena, como la mujer de El Cid. Nos surgió la duda del nombre de las hijas de Don Rodrigo y Doña Jimena. Para salir de esa duda, tiramos de San Gugle. Pero mira por donde, antes de terminar de escribir la consulta, ya sabía lo que le iba a preguntar.

 

Tengo que aprender a capturar bien la pantalla


¿Cómo? misterio, ¿verdad? O a lo mejor no. A lo mejor es cierto que nos escuchan que hay un montón de duendecillos que no tiene otra cosa que hacer que escuchar las conversaciones mañaneras de la gente para después asesorarles. Bueno, a lo mejor, en vez de duendecillos, lo que hay son una jartá de robóses de decimoquinta generación con mucha inteligencia artificial. 

Yo tengo activada la geolocalización en el móvil. Es que me da igual que sepan dónde estoy, total no ando por sitios raros, creo. Al tener activado esto resulta que si paso cerca de una tienda de telefonía móvil, al poco recibo publicidad de Tutafón, Jartel, Tuigo o la que sea. Si estoy en el Carrefú lo que recibo son ofertas del tres por dos o tres por cuatro. ¿Qué me paro en un escaparate para mirar los croasanes de chocolate? Entonces la publicidad que recibo versa sobre bollicaos, nutela, huesos de santos y otras delicatesen.

Hasta aquí todo normal, la tecnología es la tecnología y de ti depende protegerte o dejarte caer en las manos de los robóses mencionado antes.

Y ahora viene el problema, bueno, dejémoslo en curiosidad.

Llevo quince días que no salgo del barrio por cuestiones obvias, no hay que explicarlo ¿verdad? Tampoco visito páginas raras, no hay que explicar a qué me refiero con páginas raras ¿verdad? En el fasebú ídem de lo mismo, bueno, busco algún que otro amigo, que los tengo mu raritos, pero ya está.

Entonces ¿Dónde está el problema de la geolocalización si solo ando por el barrio? Pues en las “ofertas de amistad” que recibo. “Ofertas de amistad” y otras ofertas ya directamente con derecho a roce. Y aquí viene mi duda. Una de dos, o los robóses esos  cobran comisión por los “contactos” o “seguidores” que consigan de ciertas voluptuosas féminas y le envían publicidad a todo el mundo o la geolocalización funciona y yo no me he enterado todavía de lo que tengo en el barrio.  

Que conste que tampoco tengo interés en saber sin son del barrio o no, bueno, tampoco estoy interesado en ellas, lo que pasa es que me llama la atención y la curiosidad y pienso…

Lo dejo, lo dejo, que me lío, que me estoy liando. Iba a poner una captura de la publicidad pero he desistido no sea que también reciba en La Bodeguita ciertas proposiciones.

 

 


¡¡ Llevátelo a papel !!

16 comentarios:

  1. Es que la tecnología es muy inteligente, si hacemos alguna búsqueda de algún artículo que nos interese para comprar o ver precios, cuando posteriormente entramos en otra página nos bombardean con los artículos que hayamos buscado.
    Creo que nos tienen controlados a todos, es lo que hay.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que cosas pasan, el otro dia un cómico decía que para su cumpleaños ya sabia que su mujer le iba a regalar unas zapatillas, porque hacia tres días que solo recibía publicidad de zapatillas. Nos quitan hasta las sorpresas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lo que me mosquea de verdad, es que me digan a mis 85 tacos, que hay "mozas" de Castellón que quieren conocerme. Y no veas las fotografías que ponen.
    ¿Ahora?. ¿Dónde estabais cuando tenia 20 años?
    ¡¡¡No hay derecho!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ja,ja, todo es publcidad barata y aprovechan las redes porque saben que engancha.
    No se te ocurra pinchar ni siquiera en anuncios, te bombardean.
    Buenas tardes "salao" Esta bodeguita no cierra ¿ verdad?.

    ResponderEliminar
  5. Tiempos modernos diría Chaplin ja, así es la vida hoy. A no asustarse, solo estar prevenido de esas sorpresas. Saludos master y cuidado pro donde andas jaja

    ResponderEliminar
  6. Por mí puedes estar tranquilo. No llevo idea de tirarte los tejos.
    Ni abrazo te voy a mandar.

    ResponderEliminar
  7. yo cuando busco reseñas de alguna novela para saber si merece la pena leerla o no, luego me sale publicidad de esa novela por todas partes.
    se supone que los anuncios que te ponen en youtube o en otras plataformas donde hay vídeos, los eligen según tu franja de edad y lo que ellos consideran que son tus intereses. había hace poco dos anuncios de una compañía de seguros, en los que salían unos padres hablando de la crisis de los cuarenta con sus hijas. yo soy cuarentañero, pero de momento no he traído descendencia al mundo... que yo sepa.

    ResponderEliminar
  8. Suelo recibirme de ese estilo unos cuantos también y les dediqué como tú una entrada.

    Aquí te la dejo:

    https://eva-la-zarzamora.blogspot.com/2020/03/citas-fallidas-5.html

    Saludos, Naranjito.

    ResponderEliminar
  9. A mí lo de la publicidad de artículos no me mosquea, ya sabemos que eso es lo que hacen las cookies. Pero lo de la búsqueda de las hijas del Cid sí que da miedo. Me figuro que es como en las historietas de Mortadelo y Filemón, que hay un señor escondido en una alcantarilla o en un registro de la luz, etc., para escuchar las conversaciones de los viandantes y mandar la información a "los de arriba". Seguro que eso, vamos 😄

    ResponderEliminar
  10. A mí a veces me da miedo todo lo que sabe mi móvil de mí, excepto donde vivo, porque siempre me sitúa en lugares muy dispares, no sé por qué, debe de tener el geolocalizador estropeado.

    ResponderEliminar
  11. Hola Naranjito, Has estado ausente mucho tiempo, espero que sea por capricho...

    Te dejo mi enlace de mi segundo blog. Mantendré el primero abierto y seguiré escribiendo de vez en cuando. Tengo uno nuevo debido a que perdí la acción de recibir comentarios.

    Se te echa de menos.

    Ginesfranconettihavuelto.blogspot.com

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis disculpas:

      https://ginesfranconettihavuelto.blogspot.com

      Por si te apetece sumarte.

      ¿Cuádo vuelves a activar tu blog?

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Los roboses esos son como los antiguos vendedores que andaban de puerta en puerta, o como los que andan ofreciendo su religión en revistas. Te dicen que te quieren ayudar pero todo es para venderte: algún producto, alguna persona, algún nuevo blog...

    Abrazos, Naranja

    ResponderEliminar
  13. Estamos más vigilados que si estuviésemos en una cárcel, Naranjito.
    Siempre llevo el geolocalizador desconectado, aunque no sé, no sé.

    Salu2.

    ResponderEliminar
  14. El problema ciberamigo Naranjito es que nadie necesita estar tan controlado, porque estamos regalando nuestra información personal, y la información es poder.
    Un saludo.

    ResponderEliminar